semana mundial de la inmunización

Vacuna china contra el bicharraco a un paso de ser probada «akato»

Autor: Diego López

Sepa los detalles del ensayo clínico fase tres que se busca hacer en Chile, y que podría favorecernos cuando la cura esté tiki taka.


La carrera mundial por una vacuna contra el coronavirus sigue avanzando a gran velocidad, con Estados Unidos, China y Gran Bretaña a la cabeza, y con una posibilidad real de que Chile tome un rol importante en ella, participando de los ensayos clínicos de una de las curas postulantes.

Así lo confirmó ayer el ministro de Salud, Enrique Paris, asegurando que “lo que nos está ofreciendo China, y eso hay que analizarlo con el ministro de Ciencias, Andrés Couve, es que participemos en la tercera fase del ensayo clínico, para que en algún momento se llegue a aprobar esa vacuna como un medio terapéutico”.

Esta opción se da gracias a una alianza de colaboración que realizó la Universidad Católica, mediante el Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII), con la empresa biofarmacéutica asiática Sinovac Biotech, para aportar en el análisis de su vacuna CoronaVac.

“La colaboración con grupos y organismos internacionales es clave, porque podemos conocer y acceder de primera fuente a los avances hechos por otros equipos” apuntó el Doctor Alexis Kalergis, director de IMII.

El especialista detalló que el trabajo con los voluntarios se llevará a cabo en las distintas universidades que participarán del estudio, y justificó el fin de esta alianza como una forma de buscar un mejor acceso a la cura del Covid-19.

“Justamente una de las metas de esta colaboración es que el vínculo que hemos establecido nos podrá acercar a estar, ojalá pronto, en un ranking favorable cuando la vacuna esté disponible de manera masiva”, afirmó.

Según explicó uno de los colaboradores del instituto, el académico de la UC Pablo González, estos estudios involucran a miles de personas, y lo que buscan es “comenzar cuanto antes, dado que una vacuna contra el SARS-CoV-2 es urgente”, apuntó el especialista.

Otros ensayos de vacuna

Durante el balance diario del Ministerio de Salud, Enrique Paris, afirmó que el ensayo clínico que se podría realizar con la posible vacuna del coronavirus no es el primero en su tipo, ya que en años anteriores Chile tuvo una participación activa en la búsqueda de soluciones para otras enfermedades.

“Chile fue un pionero para el desarrollo de la vacuna contra el rotavirus, por ejemplo, y ahí participó el doctor Miguel O’Ryan, que hoy es parte del Comité de Expertos en Pandemia del Ministerio de Salud”, apuntó el jefe de cartera.

Pero eso no fue todo, ya que en el país se hizo un ensayo clínico de fase 3, igualito al que se busca implementar ahora. “Chile ha participado en los estudios para fase 3 de desarrollo de vacuna contra la influenza, es decir, es un reconocimiento que hace otro país a la calidad científica de nuestro país”, agregó.

Esta vez, el encargado de coordinar el estudio será el ministro de Ciencias, Andrés Couve, quien señaló que espera comenzar con el trabajo entre julio y agosto. “Una vez firmados los acuerdos, serán múltiples universidades y centros clínicos en el país los que tendrán la tarea de reclutar voluntarios y hacer el seguimiento de estos estudios, tanto en seguridad como en su efectividad, bajo altos estándares que incluyen al Instituto de Salud Pública”, apuntó.

Las fases por las que pasa la vacuna antes de la aprobación

La infectóloga de la Universidad Católica, Katia Abarca, explicó con peras y manzanas cuál es el camino que debe recorrer una vacuna para llegar a su aprobación. Según comentó la especialista, lo que se realizaría en Chile es la Fase III.

“Los primeros estudios (Fase I y II) se realizan generalmente en los países donde se comienza a desarrollar las vacunas. La Fase III, por su parte, lo que busca es evaluar la eficacia, incorporando ya a unos miles de participantes, y busca, además de aumentar los datos de seguridad y la respuesta inmune, probar ya si la vacuna efectivamente protege contra la enfermedad”, señaló la especialista.

  1. Estudios pre clínicos en animales: El primer paso para la elaboración de una vacuna es la prueba en animales, que busca conocer, en primer lugar, si esta es segura para  ser administrada a las personas, y en segundo lugar evaluar si esta tendrá el efecto esperado para combatir la enfermedad. Cuando se comprueban ambas se puede dar el paso a los ensayos clínicos.
  2. Fase I. Pruebas en sujetos sanos: En la Fase 1 se hacen las primeras pruebas en humanos. Estas se realizan en pequeños grupos de voluntarios, los que deben ser adultos sanos, que no deberían significar un riesgo para la prueba. Lo que se busca es observar la seguridad de la vacuna en personas y la capacidad de producir reacción inmunológica ante el coronavirus.
  3. Fase II. Pruebas en sujetos similares: En la Fase 2 crece el número de voluntarios a unos cientos. Se siguen evaluando las características anteriores de seguridad y reacción inmunológica, pero esta vez los sujetos deben tener características similares a los de personas que recibirán el tratamiento cuando esté listo, esto referente al grupo etario y  las condiciones físicas y de salud, para evaluar si la respuesta es la misma.
  4. Fase III. Prueba en miles de personas: Finalmente se da paso a la Fase 3, donde el marco de estudio pasa de cientos a miles. En esta etapa se va más allá de las pruebas locales, y se buscando voluntarios en otras latitudes del mundo, y busca aumentar los datos de seguridad y de respuesta inmunológica, así como también su efectividad final contra el virus. Este paso es el más importante para dar el visto bueno a una posible cura.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo