Vianney hace historia al jurar como la primera abogada sorda

La profesional de Calama recibió su cartón y dedicará su vida a los Derechos Humanos. Además, es profesora y sueña con defender a la comunidad sorda del país, desde su norte querido junto a su familia.


La primera generación de abogados del 2020 tuvo una particular participante entre sus filas. Se trata de Vianney Sierralta Aracena, quien a sus 44 años alzó su mano derecha e hizo historia como la primera abogada sorda del país, recibiendo su título de manos del Presidente de la Corte Suprema, Guillermo Silva.

Esta profesional, nacida y criada en Calama, Región de Antofagasta, entró a estudiar Derecho luego de conocer el 2009 al abogado gringo Michael Stein, quien desde su fundación Deaf Legal Advocacy Worldwide entrega becas a jóvenes sordos de todo el mundo y que estudian leyes.

“Obtuve la beca e hice mi ingreso a estudiar en la Universidad de Aconcagua el 2013, y egresé el 2017. Estos dos años he cumplido con el proceso de titulación. La beca cubrió mi acceso, ya sea a través de intérpretes de lengua de señas, y también con el sistema de closed captionig en tiempo simultáneo. Superar esta barrera fue difícil, exigente e intenso como han debido hacerlo todos los colegas que juraron el día de hoy”, señaló Sierralta a La Cuarta.

Vocación

Este no es el primer cartón que recibe Vianney, ya que es profesora de educación básica, al igual que su marido con quien tiene dos hijos, de 16 y 12 años, respectivamente.

Me especializaré en los Derechos Humanos de las personas con discapacidad en general y en las personas sordas en particular. En mi práctica profesional trabajé en el Centro de la Mujer con víctimas de VIF, tuve 32 audiencias con intérprete en línea. Actualmente, estamos planificando un centro de apoyo para personas sordas con escasos recursos a quienes esperamos proveer asesoría y defensa jurídica”, agregó la experta en leyes.

– ¿Cómo fue la inclusión en la universidad? Falta mucho. La accesibilidad sólo la obtienes vía concurso o proyecto, o vía beca. Pero en realidad no hay una cultura en que se entienda la obligación de todas las instituciones de educación superior de incorporación en su programa y en sus presupuestos de un equipo multidisciplinario que haga accesible la educación a personas en situación de discapacidad.

– ¿Cómo es tu diario vivir? Creo que es importante entender que me concibo como persona sorda desde una perspectiva lingüístico cultural a la manera de los pueblos originarios, es decir, somos parte de una comunidad que tiene una lengua natural propia, la lengua de señas y la cultura sorda.

Sierralta también es fundadora y presidenta de la Fundación Nellie Zabel, que trabaja en el empoderamiento de las mujeres sordas, por lo que ahora dividirá su tiempo en la inclusión.

#Tags


Seguir leyendo