Leonel Sánchez: “Nadie de Azul Azul me llamó por mi cumple, tampoco por el coronavirus”

28.08.2019. LANZAMIENTO DEL LIBRO OFICIAL LEONEL SANCHEZ "EL IDOLO AZUL".

El ídolo de la “U” cumplió 84 años el sábado pasado y hasta la FIFA lo saludó. En conversación con La Cuarta habló del “doloroso” momento de su equipo el año pasado y de su fallida partida a Milan en el ’63: “Yo tome la decisión de no quedarme”.


Leonel Sánchez atiende el teléfono con la humildad de siempre. Es mediodía en su casa, donde la familia lo regaloneó con desayuno en la cama tras cumplir los 84. En conversación con la Cuarta cuenta cómo fue este nuevo cumpleaños y de qué manera enfrenta la cuarentena por el Covid-19. Asimismo, comentó por qué nos se quiso quedar en el Milan italiano en el ’63 y cómo se gestó su llegada a Colo Colo, el archienemigo, en el ’70.

– ¿Cómo estuvo su cumpleaños?
Bien con el favor de Dios. Estuvo muy bueno, lo pasé acá en casa con mi familia. Somos como 7 u 8 en la casa. Mi mujer, mi hija y cinco nietos.

-Hubo muchos saludos…
De algunos ex jugadores de la U como el “Tincho” Galvez y otros del Mundial del ’62 como como Humberto “Chita” Cruz.

– ¿Dónde lo pasó? 
Acá en mi casa en Recoleta.Nosotros no salimos mucho. Alguna gente viene a visitarnos. Yo no he salido para nada a la calle, me levanto y camino dentro de la casa. Me gusta la tele, lamentablemente ahora no pasan partidos.

– ¿Lo llamaron del club Universidad de Chile? 
Nadie de Azul Azul me saludó por mi cumple. Sólo ex compañeros del ‘62 como Sergio Navarro y Luis “Fifo” Eyzaguirre.

– ¿Y por el Coronavirus?
No, tampoco. Ni siquiera por eso. Pero no importa, yo estoy feliz con mi familia y mientras no haya problemas estoy tranquilo.

– Si hasta la FIFA mandó un mensaje por su cumple…
¿La FIFA? No tenía idea. Me parece muy bueno, me da mucha alegría. Son logros que le dedico a todo Chile. A la “U” sobre todo, que es el equipo de mis amores, de toda la vida.

– Usted es azul de corazón…¿Qué le pareció la mala campaña del año pasado? 
Es doloroso. Yo sufrí mucho por esa situación, la “U” no podía bajar. El problema es que nadie se quiere hacer cargo del proyecto por uno o dos años. Al final se pelean entre ellos. Yo creo que este año será diferente. Lo que sí me molesta un poquito es que no se preocupen tanto de los jugadores. Hay futbolistas muy jóvenes en el plantel. Con esta contingencia el club gasta más plata. Porque ya no hay ingresos por entradas ni otras cosas.

– ¿Está muy aburrido sin fútbol?

Sí y ya no se sabe cuándo se va a volver. Tampoco conviene hacerlo apresuradamente por la contingencia que estamos viviendo. Hay que tener paciencia.

– ¿Ha tenido alguna persona cercana con Covid-19?

Gracias a Dios no ha pasado nada. No dejamos que nadie salga a la calle, estamos siempre dentro de casa. El espacio es grande, entonces caminamos del fondo del patio hasta acá. Jugamos a la escondida…

-Repasando la historia ¿Cómo fue esa experiencia de probarse en el Milan?

El Milan estaba entusiasmado conmigo, después del Mundial de Chile, en 1963. Yo viajé a Italia con un dirigente de la “U”. Era un equipo muy grande en ese momento. Llegué allá y estuve casi una semana. Estuve mirando lo que se hacía y no me gustó. Los tipos eran muy agrandados y mandaban mucho. Y yo soy un tipo tranquilo, que no pelea fuera de la cancha. Cuando llegó el momento le dije al dirigente que no me iba a quedar. La decisión de no quedarme en el Milan fue sólo mía, por los jugadores, la actitud que tenían.

– Los italianos se acordaban de usted por la “Batalla de Santiago”, cuando le pegó Mario David en 1962…
Bueno, pero ellos tampoco pueden decir mucho. Después del partido no pude ni entrenar con la hinchazón del tobillo. Tenía que cuidarme para el siguiente partido. Por eso tampoco me quedé en Milan. Yo no hablaba italiano, pero una persona me traducía lo que decían los jugadores, Hablaban de mí, yo creo que por la pelea que hubo en Santiago.

– ¿Y cómo se gestó su llegada a Colo Colo en el ’70?
Colo Colo comenzó a jugar partidos internacionales y los dirigentes hablaron con la “U” para ver si les prestaban a Leonel Sánchez. No se negaron, me preguntaron y yo les dije que sí. Incluso en ese año ’70 fui hasta campeón con Colo Colo.

Seguir leyendo