A Alejandro Lorca no se le escapa nada de la contingencia en sus relatos

Autor: Luis Escares

La voz del CDF narra sus goles añadiendo hechos faranduleros y politícos, ayer le tocó a Joaquín Lavín. Estilo único en el país que los “Lorcadictos” agradecen.


“Si el alcalde Lavín se transforma en socialdemócrata ¿por qué no podría de un plumazo transformarse Antonio Ramírez en goleador?”, fue la frase que ayer dijo Alejandro Lorca tras la pepa del defensor del Campanil ante La Calera, causando delirio en las redes.

Este abogado mezcla su pasión pelotera con su pega leguleya, por eso siempre está pendiente de la contingencia, estilo con el que gana seguidores. “Preparo estas frases de actualidad, las someto a análisis para no caer en un infundio, hago una crítica desde un hecho objetivo que todo el mundo ve, es algo irrefutable”, dice la voz del CDF, que en cada duelo provoca algo.

Lorca es claro en señalar que “a mí me molesta que un político cambie sus convicciones o cree que todos somos huevones o él no tiene convicción. Me gusta generar este mecanismo, hacer una crítica en mi estilo, y lo más importante, que sea algo que esté en boca de todos”.

Así ha hablado de Nano Calderón, el estallido social, gendarmería, anuncios gubernamentales y otros, haciendo una mezcla perfecta con el fútbol. “Siento que a la gente le gusta lo que hago, veo los comentarios y generan cosas, eso me agrada porque quiere decir que tan equivocado no estoy. No me obligó a hacer una frase por partido, pero si se da, aprovecho el momento”.

Trabajo duro

Y tanto quieren a este hombrón que hasta un grupo de hinchas se hace llamar los “Lorcadictos”. Y Alejandro lo sabe: “Sé que existen y les agradezco mucho. Amo el relato, lo paso chancho, y si mi trabajo gusta a la gente me doy por pagado”.

– ¿Es difícil narrar desde un estudio?

Cuesta porque no está la emoción de la cancha, es una ambiente más frío, pero volver a relatar ha sido hermoso.

– ¿Y cómo lo hace con su labor de abogado?

Tengo un socio que es un siete, ya somos amigos después de tanto tiempo, hay que correr en algunos casos para cumplir con los trámites, pero es algo que ya hago hace mucho tiempo.

– ¿A los relatores les cuesta dar opiniones?

No sé, pero a mí me gusta que mi relato tenga literatura, que sea diferente, insertar elementos que sean conocidos por quién está viendo el partido. Veo la injusticia que hay en Chile, eso tiene que estar en una narración. Me interesa hacer un buen relato, aprender de fútbol, táctica, estar al día al reglamento, equivocarme lo menos posible, y poner estas guindas que quedan en la gente, darle algo que esté al servicio del partido.

Así fue el relato

Top de La Cuarta

Seguir leyendo