Alexis Sánchez

Alexis Sánchez tiene un tobillo afuera

El tocopillano confesó que padece “una infección” en el pie y volvió a sembrar la duda de su presencia en Brasil. La idea de su círculo cercano es que se tome vacaciones y así llegue totalmente repuesto a una nueva temporada.


No era el mismo de siempre. De aquel joven risueño que ama el balón de fútbol e infla el pecho para hablar de Chile, poco quedaba. “Quizás aún le duela la ruptura con la Mayte”, murmuraban algunos. Otros menos cahuineros respondían que «estaba cansado tras el lanzamiento de su película». Pero lo concreto es que Alexis Sánchez se presentó a una actividad publicitaria con una sombra de tristeza en su rostro.

Y la culpa de todo no la tenía su velada con Paloma Mami, más bien era su tobillo derecho. El mismo que hoy lo tiene fuera de la Copa América.

Sí, leyó bien. Hoy el “Maravilla” se está quedando fuera del torneo continental, por una complicada lesión en su extremidad diestra.

“El problema es una infección del tobillo y tengo que ver cómo está”, confesó el “7” y agregó que para ir a defender el bicampeonato continental “necesito que se recupere mi tobillo”.

Lo malo es que en Juan Pinto Durán saben que la sanación será complicada y que si bien los plazos son holgados, la Roja debuta el 17 de junio ante Japón, arriesgan a llegar con lo justo.

Por lo mismo, ayer se evaluó adelantar la llegada del ariete al búnker de Macul, la cual está agendada para el viernes, y así evaluar con exámenes los pasos a seguir.

Por ende, el discurso público es que la nómina no cambiará. No obstante, Reinaldo Rueda comenzó a elaborar un plan B para suplir al hombre con más partidos en el combinado nacional.

El futuro

Nadie duda del amor que siente “AS7” por la camiseta de todos los chilenos, sin embargo, el tocopillano también piensa en lo que viene.

Tras una temporada desastrosa en el Manchester United, su círculo más íntimo le aconsejó que se tomara todo el tiempo necesario para que su cuerpo no le siga pasando la cuenta.

Vale la pena aclarar que el delantero estuvo parado dos meses por una dolencia en su rodilla y en su retorno a las canchas. Desde el 5 de mayo pasado que un esguince de tobillo lo alejó irremediablemente.

Fue entonces cuando intentó desinflamarlo a través de cambios de temperatura (se aplicaba calor y frío) y terminó quemándose la piel con hielo, lo que derivó en la infección ya mencionada.

“La decisión es de él, pero queremos que se tome unas largas vacaciones”, nos confesó uno de sus amigos. Relajo que le servirá para llenarse de energías y presentarse lo antes posible en la pretemporada europea. ¿Vuelve a Manchester? No está claro. Lo más probable es que cambie su camiseta y ya hay negociaciones para ello.

Según La Gazzetta dello Sport, Inter de Milán y Juventus son las instituciones que corren con ventaja para quedarse con “Maravilla”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo