Conoce la historia del atleta más longevo del planeta

El italiano Giuseppe Ottaviani tiene 102 años y le contó a La Cuarta que “traje dos medallas desde Málaga”.


“No fue una jornada tan productiva, sólo traje dos medallas desde Málaga”, cuenta a La Cuarta Giuseppe Ottaviani, atleta de 102 años, desde la tranquilidad de su hogar en Sant’Ippolito. Un italiano que vivió dos guerras mundiales y aún sorprende con su vitalidad. Fuera y dentro de la pista, donde -literalmente- no tiene rivales en su categoría.

“Yo nací en 1916, en plena Primera Guerra Mundial”, continúa su relato y se apura en decir que “incluso peleé en la Segunda Guerra como piloto de aviación”.

Pero su encuentro con el deporte no fue prematuro. Después de jubilar como sastre, profesión que ejerció por casi 60 años, “SuperPeppe” decidió comenzar en el atletismo.

El italiano se embarcó el miércoles desde Andalucía, donde participó en el Mundial de Atletismo Master de Málaga en el que logró dos preseas doradas en el tramo de más de 100 años. “Siempre viajo con mi hijo Paolo, uno de mis tres hijos”, reconoce.

Cerca de Argentina

– ¿Cómo llegó desde Málaga?

– Bien, estoy tranquilo, hubiera esperado más, pero está bien esto a mis 102 años de edad. Son otras dos medallas de oro. ¿De dónde dijiste que llamabas?

– Desde Chile, del diario La Cuarta… ¿Usted conoce por acá?

– No, para nada. Queda cerca de Argentina ¿cierto?… Ustedes son latinoamericanos, ¿no? Porque hablan la lengua latina, el antiguo idioma italiano.

– Precisamente… ¿Usted se considera un ejemplo para las nuevas generaciones?

– No sé si un ejemplo, pero cuando tengo que dar charlas y hablar a los jóvenes siempre trato decir lo mismo, que lo importante no son las medallas, sino la alegría de practicar el deporte. ¿Cómo dijiste que era tu nombre?

– Rodrigo…

– Un nombre muy español, me imagino que en Argentina hay muchas personas que se llaman como tú.

– Me imagino, pero lo llamo desde Chile, estamos muy cerca de Argentina…

– Ah, ok. Disculpa, es que nunca había hablado con un periodista de tan lejos. Ustedes están muy al sur del planeta.

Entrenamiento

– Así es… ¿Y dígame, cuánto entrena a sus 102 años?

– Solamente dos veces a la semana. Hago un poco de pista, corro y algo de salto. Eso esencialmente.

– ¿Cuál sería su mensaje para las nuevas generaciones?

– Sencillamente que con sacrificio se puede lograr cualquier cosa en la vida. Lo importante es la alegría y el esfuerzo que le pones a las cosas, no la competencia ni menos las medallas.

– ¿Hasta cuándo seguirá compitiendo?

– Hasta que el Padre Dios me lo permita. Por mí, lo haré muchos años más. Espero llegar a los 103, los cumplo en mayo del próximo año.

– Bueno Giuseppe, muchas gracias por su tiempo…

– Por nada, gracias a usted. Un gran saludo a todos en Argentina. Espero alguna vez estar por esos lados.

– Es Chile…

– Eso… Bueno, usted me entiende.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo