Claudio Borghi: «Me han discriminado por manejar auto con patente argentina»

Autor: LaCuarta.com

El "Bichi" cree que "la integración de la gente de color va a ser un beneficio para el deporte chileno".


Vota en las elecciones, fue Rey Guachaca y director técnico de Colo Colo y la Roja. Y aunque podría ser más chileno que los porotos, es argentino.

Claro, porque solamente el acento delata el origen de Claudio Borghi, campeón del mundo con la Albiceleste en México ’86.

Apenas seis años después de esa gesta, el «Bichi» viajó a Chile para incorporarse a Colo Colo. Y aunque luego volvió a Argentina y también jugó en México, decidió regresar a vivir a nuestro país, donde jugó en O’Higgins, Audax Italiano y Wanderers, antes de retirarse. Luego, como técnico, logró el único tetracampeonato del Cacique.

– ¿Qué hizo de Chile algo tan atractivo para usted?

– En aquel tiempo era otro Chile, había más tranquilidad, más orden. Había mucha disciplina en la gente en cuanto a manejar, a pedir permiso. También encontramos que era un país muy, muy seguro, con una institución como Carabineros que hacía respetar la ley. Entonces uno se sentía protegido, seguro. Eso, por supuesto, ha cambiado y preocupa también.

– Pero no se ha cuestionado el seguir viviendo en Chile, ¿o sí?

– Por ningún motivo, pero es claro que el país ya no es el mismo que cuando llegué. Incluso muchos argentinos que vienen a mi casa me preguntan porqué no la tengo con rejas. Es que Chile, comparado con otros, sigue siendo un país seguro.

– ¿Ha sentido discriminación en Chile?

– La he sentido. Es un detalle, pero significativo. Yo tengo dos autos, uno con patente chilena y otro con patente argentina, y los manejo ambos de igual manera. Pero la reacción en la calle es distinta, porque cuando ven la patente extranjera tocan bocinazos y gritan el típico «apúrate hue…». No sé por qué, pero lo hacen. Es como que todavía hay gente que tiene problemas con las patentes argentinas. Pero son detalles, algo mínimo.

– ¿Y algún episodio más duro no ha vivido?

– Una sola vez, con una persona que casi me chocó y me gritó «devuélvete a tu país, hue…». Pero una vez en 25 años es muy poco.

– Parece que esa frase es la más usual cuando un extranjero opina sobre algo que no le gusta de Chile…

– A mí me pasó otra vez, con una periodista y que lo dijo en al aire: «Regrésate a tu país si no te gusta». Y la verdad es que yo vivo acá, pago muchísimo en impuestos y tengo derecho a voto. El derecho opinar sobre algo no se compra, se gana, y yo lo he hecho claramente.

– Usted es conocido y quizás por eso no lo ha vivido, pero ¿alguien de su entorno ha sufrido discriminación en Chile por ser extranjero?

– Efectivamente soy conocido, pero ni mi mujer ni mis hijos los son y jamás han sufrido de discriminación.

«Quizás como en el útimo tiempo han llegado muchos inmigrantes haya gente que se sienta invadida, pero este es un país de inmigrantes y los que llegamos ahora deberíamos tener las mismas posibilidades que tuvieron los abuelos de los chicos de hoy«, reflexiona.

– ¿Cree que los chilenos discriminan a la gente de color más que a los que no lo son?

– Yo lo que creo es que a los chilenos todavía les llama la atención la gente de color. Pero ellos van a empezar a mezclarse y cada día será más normal ver gente de color y mulatos.

«Yo creo que la integración de la gente de color va a ser un beneficio para el deporte chileno. Y además ha cambiado también, por ejemplo, la forma en que se visten los chilenos. Por ejemplo, antes las chilenas se vestían de café, de negro o de colores oscuros, y hoy se las ve con muchos más colores», añade.

«Y fundamentalmente creo que lo que ha mejorado la convivencia es que hoy los chilenos viajan mucho más y conocen otras realidades en este tema», precisa.

– ¿Qué le diría a un extranjero como para tentarlo de que se venga a vivir a Chile?

– Te voy a contar algo que pocos saben. Cuando se vino el Tati Buljubasich a jugar a Chile le pregunté: «¿Flaco, por cuánto tiempo venís?», y me respondió: «Por un año, Bichi». Ahí le dije «no, te vas a quedar a vivir».

– ¿Por qué esa seguridad?

– Porque lo que encontramos nosotros acá es orden, seguridad, disciplina, y permite una vida más tranquila de la que estamos acostumbrados en Argentina. Y creo que eso se debe a que el chileno es un poco más riguroso en la vida que el argentino. No es una selva de salir cada día y a ver si vuelvo, aunque repito que hoy las cosas no son como antes, pero sigue siendo un país muy lindo para vivir.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo