“Intentaron drogarla y violarla”: los últimos antecedentes de la misteriosa muerte de la fisicoculturista Johana Colla

Johana Colla
Johana Colla

Habló la familia de la deportista argentina que fue encontrada sin vida en una habitación de hotel en Brasil, luego de ganar el segundo lugar en el Campeonato Sudamericano de Fisicoculturismo.

La muerte de la fisicoculturista Johana Colla en Brasil ha provocado gran conmoción en el deporte sudamericano. La mujer de 30 años fue encontrada sin vida en en la habitación de un hotel en San Pablo.

La deportista y madre de dos niñas, se encontraba en esa ciudad porque participó en el Campeonato Sudamericano de Fisicoculturismo donde obtuvo un subcampeonato.

Según los resultados de la autopsia que se dieron a conocer este martes 11 de octubre, “murió naturalmente, sin hallarse ninguna sustancia ni ningún rastro de violencia”.

“Me quiso ofrecer drogas”

Sin embargo, su familia no cree que esto sea del todo cierto. Fueron la misma mamá de la joven y su hermana, quienes conversaron con el programa trasandino Telenoche.

Allí revelaron unos audios que la atleta les había enviado y con los que denuncia que un hombre intentó drogarla y violarla.

“Se drogó toda la noche, pero no me hizo nada raro. Yo tengo un carácter que si se quieren acercar a mí me despierto al toque. Me quiso ofrecer drogas, no le quise aceptar”, le dijo Johana a Carmen, su hermana.

Colla le contó a su familia que este hombre formaba parte de la competencia, y que los organizadores del torneo lo ubicaron en su misma habitación.

“Me quiso inyectar, hay cosas que no van. Me echó la culpa de que le robé pastillas o ampollas. Un pedo tiene este tipo. Le dije: ‘revisá todo porque yo no le robó nada a nadie’. Se enojó porque no me quise drogar, yo no me drogo”, reveló.

Johana Colla
Johana Colla

“Tengo dudas sobre su muerte”

La madre de la fisicoculturista también habló el lunes pasado con Crónica TV y dijo que su hija estaba en peligro. “Algo le hicieron, algo le dieron. Tengo dudas sobre su muerte. Hablé con ella a las nueve de la noche y estaba feliz, estaba bien”.

“Ella no sabía por qué la pusieron en ese cuarto. No reclamaba nada, estaba contenta (al principio). Después llamaba llorando, que la trataban re mal de la organización”, relató angustiada la mujer.

Y en esta misma línea dijo que: “Por eso tenemos la sospecha que alguien le haya hecho algo”. La madre de la deportista está luchando por la repatriación del cuerpo de su hija.

COMPARTIR NOTA