Silva

La llegada del “Gato” Silva pende de una oreja

La venta de Esteban Pavez al fútbol árabe hará posible que Francisco Silva ocupe su lugar, pero el problema es que por ahora todo está caído.


El negocio era simple. La plata que caería por la venta de Esteban Pavez haría posible la llegada de Francisco Silva.

Pero lo que parece sencillo y se había definido la semana pasada en el directorio de Blanco y Negro, se complicó durante este lunes y ahora el “Oreja” sigue siendo jugador de Colo Colo y el “Gato” se queda en Independiente de Avellaneda.

Según los infiltrados en Macul, la gerencia técnica del Cacique habría frenado la salida del volante por desacuerdos en la forma de pago. ¿Que pasó? Los dueños del club Al Nasr desean pagar en cómodas cuotas los dos millones de dólares que ofrecieron por el pase del seleccionado nacional.

Algo que no gustó en la Ruca, pues saben que los jeques de Medio Oriente no tienen problemas de caja precisamente.

A eso se le agrega que si la plata llega parcelada, es imposible negociar un reemplazo de manera rápida, pues nadie quiere aceptar “créditos” en este tipo de operaciones.

Menos aún los “patrones” de Avellaneda, quienes buscan hacer caja con Silva para fortalecer su plantel. Sobre todo ahora que su técnico -Sebastián Beccacece- le dará una nueva oportunidad en cancha, por lo que podría aumentar su valor. Según informó el diario Olé, el ex adiestrador azul ocupará al “Pancho” en el duelo que jugarán este jueves por Copa Sudamericana ante Universidad Católica de Ecuador.

Toda una sopresa, pues el chileno no había sumado muchos minutos debido a sus lesiones y, por lo mismo, estaba en la carpeta de los transferibles. Oportunidad que deseaba aprovechar la regencia del Popular, pero que ahora ven esfumarse con la forma de pago de los árabes.

En todo caso, el plazo que se dieron en la casa mapuche para resolver este conflicto es de 48 horas, o sea, mañana se sabrá si sale Pavez y llega Silva. Un “gato” que pende de una “oreja”.

Seguir leyendo