Rueda

La Roja de Rueda se pinchó feo con la primera derrota de la historia en Venezuela

(Miguel Gutierrez, Pool via AP)

En el peor partido de la era del cafetero, Chile no sólo se enredó en la tabla. Además, la pega de “Triple R” empieza a correr serio peligro.


Poquito nos duró la alegría tras el triunfo ante Perú, el que nos había regresado con todo al camino al Mundial de Catar. Anoche en Venezuela todo se fue a las pailas, cuando la Roja cayó por primera vez en la historia en tierras llaneras por un doloros 2 a 1 y nos terminamos comiendo la arepa.

Es que el partido fue tan fome que lo único que motivaba era el cartel que decía “Vinotinto”, porque lo que mostró el equipo de Reinaldo Rueda estuvo lejos de ser aceptable en Caracas.

Fíjese que de entrada ya se notaba que el murallón que puso el técnico Peseiro fue imposible de superar para la “Ruedaneta”, que no logró casi nunca romper líneas. Ratones, pero efectivos.

Para peor, al minuto 9 Luis del Pino Mago anotó de cabeza el primer tanto para los locales. El defensor de la “U” parecía otro crack traído de Europa y noqueaba a  una selección dormida.

Recién a los 14’ Chile abrió un ojo. Luego de un centro de Mauricio Isla, el rebote le cayó a Arturo Vidal y sin vacilar el mohicanudo igualó para la esperanza.

Pero la cosa no cambió mucho. Desorden y descoordinacion de la defensa chilena le hacían la pega fácil a los venezolanos, que en el primer tiempo tuvieron para anotar tranquilamente dos pepas.

Para el complemento Rueda determinó sacar a César Pinares y que ingresara Claudio Baeza, pero el remedio fue peor que la enfermedad. Pasaban los minutos y la Roja se desesperaba porque no podía entrar en el juego y no encontraba el camino.

Ni los gritos de Claudio Bravo, que les decía “calma que lo ganamos en cualquier minuto”, dieron resultado porque se vendría el desastre en Caracas.

Fue en el minuto 81 cuando Yeferson Soteldo (ingresó en el 69’) le puso un centro en plena área chica a Salomón Rondón, quien aprovechó  a la dormida defensa nacional para marcar el 2-1 de una victoria histórica para los dueños de casa. Imagine cómo lo celebraron si en esta clasificatoria llevaban tres partidos perdidos y cero goles anotados.

Con esto, Chile sumó cuatro puntos de 12 posibles, los que nos deja bastante mal parados para lo que viene.

Eso no es todo, porque en marzo se viene brígido, cuando se reciba a Paraguay en Santiago y se viaje hasta Quito para chocar ante Ecuador, que le embocó seis pepas a Colombia. Para quedar con tiritones.

 

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo