La Universidad de Chile ya no tiene «duda»

El técnico de Venezuela Rafael Dudamel durante el partido contra Brasil por el Grupo A de la Copa América en Salvador, Brasil, el martes 18 de junio de 2019. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

Rafael Dudamel se bajó del pony y llegó a acuerdo económico para agarrar la “U”. En La Cisterna lo esperan entre lunes y martes para acabar con la teleserie larga y fome que fue hallar al reemplazante de Caputto.


Aún no está firmado, pero el asunto está cocinado. Es que desde el Centro Deportivo Azul salió el humo color pitufo avisando que al fin ya hay nuevo jefe, que reemplazará a Hernán Caputto.

Aunque esta teleserie, de seguro, usted ya la había visto, pues antes Martín Lasarte y José Luis Sierra también se alcanzaron a ver con el buzo bullanguero puesto, al final primó el deseo de gran parte del directorio de pasarle el buque a Rafael Dudamel, subcampeón del mundo Sub 20 con la Vinotinto.

Con el llanero ayer hubo acuerdo total, incluso se rebajó sus pretensiones que al comienzo valían un ojo de la cara, y en La Cisterna lo esperan entre lunes y martes para oficializar el vínculo, que será hasta diciembre del 2021.

Al fin

La teleserie fue larga y enredada. Y tuvo de todo. Si bien en un inicio se había llegado a un acuerdo con Martín Lasarte, la dura es que nunca “Machete” contó con el dedo para arriba del presi Cristian Aubert. Mientras que al “Coto” lo desecharon otros directores, que dudaron por su pasado colocolino y la alergia que iba a provocar en la barra.

De hecho, trascendió que el mismísimo Carlos Heller caminó por las paredes cuando le propusieron al ex “10” del Colo.

Sin embargo, el nombre de Dudamel al inicio tampoco contó con el aplausómetro de todo el directorio. Varios pusieron el grito en el cielo por su nula experiencia internacional, porque sólo alcanzó a dirigir un mes al Atlético Mineiro, y su palmarés sólo se limita a los éxitos en las divisiones menores llaneras.

Por eso que hubo un momento en que Jorge Pellicer surgió como opción, sobre todo porque valía harto menos y, públicamente, había dicho que esperaba que lo llamaran para conversar.

Otra vez no

Como se les quemó el pan en la puerta del horno, en esta ocasión la concesionaria del León optó por irse calmada por las piedras y no dar mayores luces del acuerdo al que se llegó con el ex golero de la selección chavista.

Por eso ayer, incluso, el gerente Rodrigo Goldberg prefirió tirarla para el córner cuando en su conferencia de prensa lo pusieron contra la muralla con el nombre del momento.

“Seguimos trabajando junto al comité en el análisis y las negociaciones y Cristian (Aubert), nuestro presidente, va a tener algunas reuniones más definitorias con alguno de los candidatos, pero no está confirmado”, comentó el “Polaco”.

Pero el ex delantero del León se pisó la cola al momento después, cuando no pudo evitar contenerse las flores para el que será el nuevo jefe de Montillo y Larrivey.

“Esperamos cerrarlo antes que termine esta semana y tener el nombre. Sobre Rafael, él es un técnico sumamente estudioso, que a nivel de selección con poco hizo mucho”, enfatizó Goldberg, detallando que “es un tipo que en su análisis y visión tiene incorporado un aspecto súper importante, que es la realidad”.

Cornetín

Más allá de su experiencia en el fútbol de Venezuela, con dos cuartos de final en Copá América, además de la final del Mundial con la Sub 20, Dudamel este año vivió una experiencia que no lo dejó bien parado.

Fue en marzo cuando firmó por el Atlético Mineiro de Brasil, donde sólo pudo dirigir en 10 partidos, quedando eliminado rápidamente en la Sudamericana y Copa de Brasil, lo que significó su salida.

Eso no es todo, porque consultado el presidente del Atlético Mineiro, Sergio Sette Câmara, aseguró que su salida fue por “incompetencia técnica” y porque sus métodos disciplinarios parecían más propios del “Ejército”.

Si bien esta es otra historia, al menos ya se sabe que vendrá con Marcos Mathías como mano derecha, además de Joseph Cañas como preparador físico.

Estar cerca de su hija fue clave para el llanero

Un punto importante para la venida de Rafael Dudamel a la “U” tiene que ver también con la cercanía que tendrá con miembros de su familia que viven en el país, a quienes visitaba seguido hasta antes de la pandemia.

“Tengo un vínculo importante con Chile. Mi hija vive en Santiago con su madre. Vive feliz y tranquila, como cientos de venezolanos que hacen vida en este lindo país”, comentó el propio venezolano en una entrevista en DirecTV.

#Tags


Seguir leyendo