Loreto Aravena: “No es terrible caerse, es como aprender a andar en bicicleta”

Autor: Natalia Galaz

Loreto Aravena lleva tres meses practicando equitación y no descarta tener su propio caballo. Dice que es un deporte completo, que la conexión es única y avisó que a fin de año podría estar en una competencia amateur.


Algunos aún la ven como la “Claudita” o la “preciosa” que se escapó de la cárcel. ¿Y la solterísima Susy? Obvio, la favorita de varios. Sin embargo, Loreto Aravena no sólo encanta a través de la televisión. También es ejemplo de vida sana y constancia, y así lo ha demostrado con su última aventura deportiva: la equitación.

“Es que pertenezco a ‘Dale Team’, tratamos de incentivar a otros a probar distintas disciplinas y hacer de la vida algo en movimiento”, es lo primero que comenta la actriz, refiriéndose al grupo donde también están Francisco Pérez-Bannen y Polo Ramírez, entre otros. Y ella, por cierto, es embajadora, tal como ocurre con el club Universidad Católica.

Gracias a aquello, Loreto se acercó a los caballos hace algunos meses y actualmente practica dos veces a la semana con la rama de equitación UC. “Me gustó montar desde chica, aunque nunca pensé en dedicarme a esto. Felipe Gándara, mi profesor, encontró que tenía actitudes, y aquí estoy”, explicó Aravena, de 35 años.

– Ya eres una experta…

Saqué de a poco la caminata, después el trote y el galope. Ahora estoy en período de grabaciones, así que no puedo lesionarme. Por eso he desarrollado otra área, que es adiestramiento. Consiste en “llevar” al caballo, darle indicaciones para que pueda hacer figuras en el suelo, saluda, hacer círculos, diagonales.

– ¿Es un deporte completo?

Totalmente. Implica fuerza, equilibrio, entrenas lumbares, abdominales, las piernas full. Yo ya aprendí a andar sin estribo ni riendas, y debes guiar a tu al caballo, no él a ti. La coordinación es necesaria para que el movimiento que haces con las piernas vaya acorde con el del animal, o irás rebotando y eso produce un dolor terrible.

– Y la conexión es clave.

Por supuesto. Cuando eres profesional tienes tu propio caballo, pero antes vas probando. En algún momento me inclinaré por uno. El vínculo es único, m encanta la conexión con el animal. Y montar es liberador, escapas de la rutina.

– ¿Comprarías un caballo?

Sí, siempre he tenido ese sueño. Adquirí un terreno en el sur, ya tengo el lugar al menos, pero será más adelante.

– ¿Algún accidente montando?

Nada feo, siempre te vas a caer haciendo saltos. ¡Yo no he llegado ni al metro todavía! Me pasó en un momento y dije… ‘esto es caerse’, pero no pasa nada, a veces hay algo de dolor y ya. Voy con casco profesional y protector en mi columna.

Te caes, te limpias y subes de nuevo. No es terrible caerse, es casi como aprender a andar en skate o bici, siempre va a pasar al principio. Claro que hay gente que le tiene terror al sólo hecho de subirse. Yo lo tengo asimilado, nunca me asusté.

– ¿Y dar otro paso?

A fin de año podría participar en una competencia amateur, pero esto es un hobby, no pienso dedicarme profesionalmente. Soy actriz y esto es una herramienta más para la actuación.

Sé que si mañana me piden montar en una película o teleserie, voy a tener las capacidades para poder hacerlo.

– También has tenido que salir al paso de las críticas.

Hay ignorancia y otros se dedican a atacar simplemente. Una vez me dijeron que se notaba que el caballo estaba cansado porque salivaba, y eso es porque ha hecho un buen trabajo y el freno no le está molestando.

Además, pesa mucho, es enorme y una fusta no lo daña. Si le pegaran con fierros, reaccionaría. Están en buenas condiciones, se nota. Y ellos necesitan entrenar, correr, les ayuda a mantenerse sanos.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo