Morales acabó con la pesadilla

El delantero que hace un par de semanas fue marginado de la Roja sub 20 por un acto de indisciplina, le dio un triunfo a Colo Colo tras 91 días de espera. bVictoria sobre Huachipato dejó a los albos a un pasido de la Copa Sudamericana.


Pasaron 91 días para que Colo Colo volviera a encontrarse con un triunfo. El 25 de agosto los albos vencieron a la “U” en el Superclásico, y con ello arrancó la pesadilla.

Pero como no hay mal que dure cien años, el Cacique volvió a los abrazos ayer en Talcahuano, y venció 2-1 a Huachipato, en una victoria que deja al cuadro de Héctor Tapia a un pasito de meterse en la Copa Sudamericana.

Sí, “Tito” aún es el DT de Colo Colo, e instalado en una de las cabinas del Cap Acero, vio como sus dirigidos remaron desde atrás para dar vuelta el partido.

A los 36 minutos Huachipato, en una de las pocas llegadas que tuvo en el primer tiempo, abrió la cuenta por intermedio de su goleador Gabriel Torres, quien venció una triste reacción del meta Agustín Orión.

Para ser francos el ex arquero de Boca Juniors se lo comió enterito, y su error parecía condenar su futuro en el Cacique, considerando que de no clasificar los albos a la Copa Sudamericana, lo más seguro es que el “Tin” no siga en el Monumental.

Por lo mismo fue el propio Orión quien tomó la palabra en el descanso y levantó uno a uno a sus compañeros para intentar convencerlos que la historia se podía revertir.

“Agustín nos llamó a la calma en el entretiempo, pese al error, y nos hizo entender que en Colo Colo las exigencias son mucho mayores que en otro equipo”, confesó Óscar Opazo, quien a los 60’ decretó el empate parcial.

A esa altura César Pinares ya había ingresado por Carlos Villanueva, y con el seleccionado nacional en cancha, al Cacique le cambió su cara.

Fue así como a los 78’ Iván Morales aprovechó un buen pase de Lucas Barrios para anotar el 2-1, y con ello se puso justicia en el marcador.

El delantero lo gritó con todo, y era que no, si durante la para del campeonato, el cabro fue separado del plantel de la Sub 20 por un acto de indisciplina, y con esta coquista lo mandó callar a todos.

Más allá de la rabia que se sacó Morales, lo más importante para Colo Colo es que los albos quedaron a un paso de clasificar a la Copa Sudamericana, e incluso si hoy O’Higgins no gana a la Católica, el Cacique aseguraría sin jugar sus boletos al torneo continental.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo