Nico Massú se metió en el corazón de los Thiem

Austria's Dominic Thiem makes a forehand return to Spain's Rafael Nadal during their quarterfinal match at the Australian Open tennis championship in Melbourne, Australia, Wednesday, Jan. 29, 2020. (AP Photo/Dita Alangkara)

En un partidazo, el austríaco dio el batacazo eliminando a Rafael Nadal en cuartos de final del Australian Open. La madre del tenista no se aguantó y terminó abrazando con cariño al “Vampiro”.


En un partido para la historia, el austríaco Dominic Thiem derrotó a Rafael Nadal en cuartos de final del Australian Open.

El pupilo de Nicolás Massú venció al actual número 1 del ranking ATP por parciales de 7-6 (3), 7-6 (4), 4-6 y 7-6 (6), en un partido donde mostró sangre fría en los tie break.

Desde la llegada del Nico como jefe máximo a su staff técnico, Thiem ha obtenido un nivel extraordinario para alcanzar el nivel mostrado ayer.

De hecho, es la primera vez que el oriundo de la ciudad de Wiener Neustadt alcanza las semifinales de un Grand Slam, que no haya sido Roland Garros.

Tras el triunfo ante el español, Thiem señaló “hay que contar siempre con suerte para ganarle a Rafa”. Claro, porque es la primera vez que el jugador de 28 años, derrota a Nadal en cancha de cemento, pues solo lo había hecho en la arena de arcilla.

Por otro lado, algo que caracteriza el alto nivel que posee Thiem, es su capacidad de derribar barreras en el mundo del tenis.

Con Massú como profe, el europeo cosechó cinco títulos el 2019, afianzándolo en el escalón número 5 del mundo.

Además, con el “Vampiro” logró coronarse por primera vez en un Master 1000. Luego ganaría el torneo de Indian Wells.

En una entrevista que dio el capitán Massú a ESPN, previo a los cuartos de final del Australian Open, declaró que “entrenar a alguien como Dominic es algo especial. Trato siempre de entregar todos los días lo mejor de mí. Traspasar la experiencia que obtuve tantos años como jugador dentro del circuito”.

Al mismo medio señaló que “por suerte vemos el tenis muy parecido, creo que la visión de tenis cuando yo jugaba es muy parecida a la que tiene él también. Somos tipos que nos esforzamos siempre al máximo”, recalcó frente al tenis de su pupilo.

De la familia…

Tras el triunfo y clasificación a semifinales del Australian Open, llegó un momento de orgullo familiar. La madre de Dominic, Karim Thiem, se dio el lujo de abrazar y robarle un beso a Nicolás Massú, felicitándolo por el apoyo que el coach chileno le ha brindado al austríaco.

Una victoria histórica y que pasó a ser épica no solo para Thiem, sino que también para el Nico, que en su momento dejó bien en alto a su aprendiz.

“Puede ganar un Grand Slam en cualquier momento, ahora o dentro de unos años. Lo que es seguro es que Dominic está trabajando para estar preparado cuando se le presente la oportunidad”, destacó.

Para ser la primera semifinal de Thiem en este torneo, tendrá un duro desafío. Se enfrentará al alemán Alexander Zverev. Este encuentro tiene la particularidad de tener a dos jugadores que buscarán consagrarse y sacar del Big Three a los monstruos que lo componen: Rafael Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic.

La otra llave será animada por Novak Djokovic y Roger Federer, que ya es un “clásico” del tenis.

Seguir leyendo