Paul Pogba sufrió un robo en su casa durante la eliminación del Manchester United de la Champions

El mediocampista francés declaró que lo peor de esta situación es perder la seguridad en su propio domicilio.
El mediocampista francés declaró que lo peor de esta situación es perder la seguridad en su propio domicilio.

Los delincuentes aprovecharon la ausencia del futbolista por el partido de octavos de final de la Liga de Campeones para entrar y hurtar los artefactos de mayor valor.

Más de 90 minutos duró la pesadilla para el mediocampista de Manchester United, ya que tras perder y quedar eliminados de Champions League contra el Atlético de Madrid, le avisaron que delincuentes habían entrado a su casa para robar sus pertenencias. El problema y el mayor susto, es que sus hijos estaban presentes en el domicilio.

Afortunadamente, el jugador de 29 años comentó más tarde en una storie publicada en su perfil de Instagram, que no hubo violencia en el episodio pero que la situación está afectando en gran manera ya que no logra sentirse seguro en su propia casa.

Este tipo de robos a futbolistas es más común de lo esperado en países como Francia e Inglaterra, en donde los delincuentes se informan de en qué momento los atletas estarán disputando un partido para poder entrar sin mayores dificultades.

“La noche pasada nuestra familia vivió la peor pesadilla cuando nuestro hogar fue irrumpido por ladrones mientras nuestros bebés dormían en su cuarto. Los delincuentes estuvieron menos de cinco minutos, pero en ese tiempo nos sacaron lo más preciado que nosotros teníamos… nuestra sensación de seguridad”, partió escribiendo en su publicación Paul Pogba.

Publicación de Pogba en la que se refiere a los sucesos.
Publicación de Pogba en la que se refiere a los sucesos.

“Esto ocurrió durante los minutos finales del partido de anoche, cuando ellos sabían que no estábamos en la casa. Mi esposa y yo corrimos sin saber si nuestros hijos estaban sanos. Como padre, no hay sentimiento peor en este mundo del de no estar allí para proteger a nuestros niños y sinceramente espero que nunca más nadie sienta lo que yo sentí anoche”, continúo diciendo el mediocampista francés, dejando muy en claro que el terror que vivió no se compara con nada de lo sentido anteriormente.

Antes de finalizar, pidió por favor que si es que alguien tenía una pista de lo sucedido se lo hiciera llegar a un correo electrónico creado particularmente con el motivo de recibir respuestas sobre el desafortunado suceso que vivió junto a su familia.

Finalmente, es lamentable pero este tipo de noticias no es nueva en Europa. Futbolistas como Ángel Di María, Mauro Icardi, Marquinhos, Robin Olsen, Dani Alves, Cristian Ansaldi, Joaquín Correa, Kevin-Prince Boateng, Karim Benzema y Jordi Alba han sufrido robos en sus propios domicilios mientras disputaban un partido.

COMPARTIR NOTA