Pilar Mardones cambió la arena por un carro en el estacionamiento

La capa del voley playa relata su rutina con permiso especial en su edificio y la pega como diseñadora gráfica de los primos Grimalt. Además, dice que junto a sus compas analizan irse a Europa a remachar más libres del virus.


Si hay una frase que define a nuestros deportistas durante la pandemia es el “todo es cancha”. Y como en el voley playa no es la excepción, nuestras figuras del Team Chile también han echado mano a lo que pillan en sus casas para remachar como si estuvieran en la arena.

¿No nos cree? Pregúntele a Pilar Mardones, una de las capas de nuestras clásicas duplas criollas, y que en medio de un paparazzeo de sus vecinos viralizó su imagen entrenando a solas en pleno estacionamiento de su edificio en Las Condes, ante nada más y nada menos que.. ¡Un carro!

Y bueno, como el ingenio todo lo puede, la Pili le cuenta a La Cuarta sus días encuarentenada y cómo estira las piernas lejos de las arenas.

“Al comienzo me entrenaba mi hermano con pelotas, conos, elásticos y después preparación física por Zoom. Luego se puso más brígida la cuarentena y me restringieron usar el edificio. Ahí tuve que pedir permiso y solo me dejan bajar a mí al estacionamiento”, dice.

-¿Y el carro de dónde salió?

-Veo distintos ejercicios y justo ese día encontré ese carro que estaba ahí. Uso tablas, la verdad lo que encuentro, va en la cratividad que uno puede hacer, es más por mantenerse en forma y entrenar lo sicológico igual.

-¿Qué tal la pega de diseñadora gráfica?

-Trabajo independiente y me he mantenido. Estoy hace dos años también ayudando a los primos Grimalt como comunity manager, sus diseños en redes sociales y marketing. Somos un equipo.

– ¿Qué le parece que en el fútbol se hable de permisos especiales para entrenar?

-Por mucho que a nosotros nos dieran un permiso, yo no podría hacerlo, vivo con mi familia y abuela. En Santiago hay un nivel alto de contagio y en mi deporte no puedo estar sola. Por mucho que quiera entrenar, si le hago un mal al del lado más que un beneficio para mí, hay que quedarse en casa.

-O sea sólo queda esperar…

-Lo que está viendo nuestro entrenador junto al Team Chile es intentar salir a entrenar afuera, quizás a Europa o algún país donde el coronavirus esté más controlado. Aún no nos responden, pero sería ideal poder hacerlo porque ya van tres meses sin tocar la arena. Es caleta.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo