“Sirena del 8” clama por entrenar fuera de su vecindad

En un basurero con agua congelada, Bárbara Hernández prepara un maratónico nado en Nueva York esperando el permiso del Mindep. “Me daba vergüenza, pero ayuda en lo mental”, dice.


Decir que para el chileno no hay imposibles y siempre brota el ingenio, es una verdad absoluta. ¿No nos cree? Mire a Bárbara Hernández, nuestro talento mundial en aguas gélidas, que ante la negativa de los permisos del Mindep para salir a entrenar, creó su propio campo de hielo.

Es que al no ser un deporte olímpico, inicialmente la “Sirena de Hielo” no fue contemplada para salir a aletear, siendo que se prepara para nadar 47 kilómetros en Nueva York, a fines de septiembre. Por eso, la primera chilena en cruzar el Canal de la Mancha improvisó en su casa de Recoleta una mini piscina en nada más y nada menos que… ¡un tarro de basura! Tal cual.

“En Europa otros amigos lo hacían como broma y yo al no tener nada acá, pensé que serviría meterme en agua helada y lo hice. Al principio me daba vergüenza subirlo a redes sociales, pero me ayuda, hasta media hora he estado ahí”, cuenta la también sicóloga a La Cuarta.

– A lo “Chavo del 8”, todo sea por no perder el ritmo…

-Es que la vuelta en EE.UU. es un nado de 10 horas y necesito entrenar. Mi papá, mi mamá y mi pololo me ayudaron. No tengo más excusas que rogar para que me dejen salir a entrenar. La ministra (Cecilia Pérez) me llamó hoy (ayer) y me dijo que están haciendo todo lo posible.

– ¿Pero qué tanto se puede entrenar así en el patio?

-Más en lo mental. Soy alta y entro apenas en el tarro, es mi forma de hacer el aguante. Los vecinos también con la camiseta puesta ayudan con los hielos y a seguir adelante.

– ¿Se siente en desventaja con sus rivales para la carrera?

-Igual es peligroso… Siempre está ese miedo, las corrientes son súper complicadas, pero iré igual a EE.UU. aunque no tenga permiso para entrenar. Ha sido un largo camino, para la inscripción los vecinos me ayudaron con rifas y también lo hizo Andrónico Luksic. No tengo un sueldo por esto, es puro amor al agua.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo