La tenista Alexa Guarachi es una gringa que juega por Chile

Autor: Natalia Galaz

Logró medallas de oro y bronce en los Juegos Sudamericanos de Cochabamba, y tildó de ídolos a Massú y González.


Cuando Pauline Kantor, la ministra del Deporte, estuvo cara a cara con Alexa Guarachi (27) el día en que el Presidente Sebastián Piñera lanzó la Agenda Mujer, se lo dijo fuerte y claro: “Estamos felices que entre los medallistas el rol femenino esté en la primera línea, como es en tu caso”. Y claro, la tenista logró oro y bronce en los Sudamericanos de Cochabamba.

La particularidad está en que Alexa es estadounidense nacionalizada chilena, y tal como pasó con Arley Méndez y Yasmani Acosta, ya se ven los frutos. “Fue un honor representar al país, una gran experiencia que nunca olvidaré, estoy muy orgullosa y feliz de haber conseguido dos medallas”, explicó la rubia.

– ¿Tu conexión con Chile?

– Mi papá es chileno. Él nació aquí y toda mi familia por parte de él está acá. Por él me interesó el tenis, ya que siempre lo veíamos por televisión. Mi papá es fanático.

– ¿Y cómo surgió la posibilidad?

– Habló con Macarena Miranda (ex tenista profesional), jugué un torneo acá y ella me habló de la opción de representar a Chile. Era una tremenda oportunidad.

– ¿Qué conoces del país?

– He estado en Santiago y Viña del Mar. Nunca he ido a la cordillera de Los Andes, espero volver para estar en la montaña. Creo que en diciembre podré pasar más tiempo acá, porque voy a disputar un torneo.

– ¿Por qué qusiste nacionalizarte?

– Lo conversamos y me decidí. Parte de mi corazón está aquí también y estoy feliz de haber tomado esa decisión.

– ¿Alguna palabra chilena que te guste?

– “Huevón” lo he escuchado bastante, jajajá, pero no debería decirla.

Alexis Sánchez

tenista-01-700

– ¿Deportistas chilenos que conozcas?

– Alexis Sánchez, por supuesto, y ahora a Joaquín Niemann, porque está saliendo mucho en las noticias. Cuando voy a Florida siempre comparto con los hermanos Miranda, sobre todo con Valentina, porque ellos entrenan allá.

– Debes elegir un ídolo: ¿Massú, González o Ríos?

– Seguí más a González. Cuando yo era pequeña él era muy bueno y estaba disputando todos los torneos más grandes. Me gustaba mucho verlo jugar. Yo tenía 14 ó 15 años y ganó la medalla de oro en Atenas con Massú. Fueron muy famosos y todos hablaban de ellos. Hace poco tuve la oportunidad de entrenar con Nicolás y me puse muy feliz también. Son héroes del tenis chileno, lograron que se hiciera más conocido en el mundo. Espero que nosotros también podamos ayudar y que traigamos más medallas.

– ¿Qué puedes aportar tú y qué sugieres para que se mejore en Chile?

– Espero que mi experiencia viviendo en Estados Unidos pueda servir para traer más conocimiento para las mujeres en el tenis chileno. Creo que una buena medida es que haya más competencias y torneos para que podamos competir. Quizás se podrían hacer campamentos para que ellas aprendan más de este deporte.

Herencia del papá: “No tenía alternativa”

A los 19 años se fue becado a Estados Unidos para jugar tenis, participó en circuitos menores y luego fue director de la disciplina en un resort en Puerto Rico. “Tomar la decisión de quedarme acá fue fácil”, explicó el papá de Alexa, Fernando Guarachi.

“No le quedaba alternativa, siguió mis pasos, aprendió a dar sus primeros golpes en las canchas de tenis de mi club, en Miramar Beach, Florida”, agregó el también técnico.

– Papá orgulloso…

– Estoy feliz de que esté logrando lo que se propone, está titulada, se esfuerza y tiene actitud ganadora, pero siempre con los pies sobre la tierra. Y no lo digo sólo yo, también entrenadores como Gildemeister, Prajoux, Sergio Rodríguez y Carlos Marchandt. Pienso que en los Panamericanos veremos todo su potencial.

– ¿Siendo chilena tenía más opciones de triunfar?

– En algunos aspectos, sí. Pero al competir por Chile, la USTA ya no le da más wild cards y acá en USA hay más de 30 torneos donde habría podido participar, incluyendo el US Open. En puntos y plata, esas invitaciones son muy valiosas.

Seguir leyendo