Un atropello, prostíbulos y basureos de lado y lado: la historia de la eterna enemistad entre el Chino Ríos y Manuel Astorga

Cada cierto tiempo, el ex tenista y su otrora preparador físico se sacan los trapitos al sol y no pierden la oportunidad para lanzarse uno que otro misil a través de la prensa o las redes sociales.

Sin dudas, una de las polémicas que más ruido generó en los últimos años en el mundo deportivo la protagonizaron Marcelo Ríos y Manuel Astorga, su preparador físico en sus años de gloria en el tenis, cuando se puso la corona y llegó al número 1 del mundo en el ranking ATP.

El profesional acompañó al Chino en su camino a lo más alto del “deporte blanco”, el cual tuvo su momento de máxima gloria cuando derrotó a Andre Agassi el 30 de marzo de 1998 en la final del Masters de Miami, triunfo que le sirvió para superar a Pete Sampras, que por esa época estaba en la cima del tenis.

Sin embargo, el estrecho vínculo que tenían poco a poco se empezó a desmoronar. De hecho, todo cambió dos años después, en Puerto Velero, cuando el quiebre fue total y no hubo vuelta atrás.

Así nomás, pues en enero del año 2000, mientras el tenista realizaba su pretemporada en la región de La Serena, Ríos atropelló a su preparador físico con un vehículo. Y a pesar de que se trató de una broma, el impacto le dejó graves lesiones en la rodilla y cadera a Astorga, quien no encontró nada mejor que exponer dicha situación ante los medios de comunicación.

“No conté la historia porque no quería que saliera perjudicado Marcelo, pero fue obviamente sin intención. Desgraciadamente al bajarme de su vehículo, él pensó en hacer una broma o algo así, pero arrancó el automóvil antes y pasó por encima de mi pierna”, confesó en ese entonces el PF.

Eso sí, que el accidente saliera de la esfera privada indignó al Chino, quien de una tomó la drástica decisión de darle el filo y despedirlo. De hecho, el quiebre contractual no quedó sólo ahí, pues derivó en una demanda por parte de Astorga, la cual terminó por lapidar cualquier opción de mantener siquiera una relación cordial entre ambos.

Esto, a pesar de que los dos pasaron momentos juntos. Uno de ellos, la conferencia de prensa donde el Chino rompió en llanto tras su quiebre amoroso con Giuliana Sotela, su ex esposa, tras la cual terminó abrazado por su partner de ese entonces, quien no dudó en consolarlo.

Sin embargo, desde que se produjo la separación laboral nunca más se pudieron ver ni en pintura y cada vez que pueden, se tiran algunos palitos por la prensa. O en el caso del Chino, que poco habla con los periodistas, a través de las redes sociales.

Eso sí, es el licenciado en educación el que suele sacar más seguido algunos trapitos al sol y basurear a su ex amigo. Incluso, de tanto en tanto comparte anécdotas de la época en la que trabajaron juntos, donde por lo general no lo deja bien parado.

“Es el ser más deplorable. Y el peor error que he cometido en mi vida ha sido trabajar con él... No soporto al malagradecido. No soporto la vulgaridad. No soporto la picantería. No soporto la mentira. No soporto el chaqueteo ni el ‘vilipendeo’ porque alguien tiene una estatura para hablar porque consiguió ser el mejor del mundo o porque tiene mucho dinero o porque tiene un gran título. Para mí, el fracaso más grande como profesor y licenciado en educación es Marcelo Ríos”, arremetió en una entrevista con Radio Touch.

Tiempo después, el ex tenista también se refirió con duros términos a Astorga. Esto, al comentar una entrevista a Juan Ramírez, ex preparador físico de Arturo Vidal.

“Al ver esta entrevista, y que tengas la posibilidad de tener a tu lado un PF que sin conocerlo y viendo cómo te tiene físicamente se cacha que el tipo tiene muy claro su trabajo, y me alegra mucho ya que yo no tuve esa posibilidad de tener a alguien a mi lado que cada día me sintiera mejor. Es más, estuve 10 años con un payaso, qué ganas de volver atrás y poder tener a gente capacitada, te deseo lo mejor”, fue el misil que lanzó en 2020 y que iba dirigido al pedagogo en educación deportiva.

Eso sí, recientemente nuevamente Astorga arremetió contra el zurdo. Esta vez, fue en el programa Caja de Pandora donde el PF sacó toda su artillería y lo basureó sin filtro. En esa oportunidad, se refirió al desgaste que existió en los últimos años que compartieron, y también reveló actos de indisciplina y mala educación por parte del ex tenista.

“Es inaceptable que alguien eructe en un restaurante, que alguien se tire un peo (sic) en un ascensor, que alguien insulte a las personas o las denoste por denostarlas. Esos eran roces para mí muy duros”, se descargó en mayo de este año en el espacio de conversación de La Red.

Luego, contó por qué decidió ponerle fin a su vínculo de trabajo.

“Yo termino mi relación laboral con este muchacho, cuando era número ocho del mundo, al año y medio era 800 del mundo, que la gente saque sus propias conclusiones”, sostuvo. Y sobre la misma, indicó que “conmigo fue despreciable desde el momento en que me atropella, me dejó con lesiones graves (…) Yo llevé a juicio por daño civil y penal, en definitiva se llegó a un advenimiento y tuvo que pagar. Arrepentido de haber aceptado el advenimiento, debí haber llegado hasta las finales. Hoy día, después de los años, ver cómo se comporta… Me hubiera encantado verlo tras las rejas”, confesó.

Sin filtro

¿Eso es todo? Ni cerca, pues en diálogo con el programa El Show de PrensaFútbol y PrensaDeportes, el entrenador se fue de tarro y también expuso otras papitas relacionadas con su ex dirigido.

Por ejemplo, en esa oportunidad afirmó que Luis Lobo, uno de los coach que tuvo el Chino, incidió en su alejamiento con el ex tenista.

“Si aparecía un sujeto como Luis Lobo, ahí todos se daban cuenta. El mismo Nick Bollettieri se daba cuenta y me lo decía. Ahí venían dos opciones, te sumabas o te excluía. Y a mí se me marginó, porque yo no iba a ir a los prostíbulos, no me iba a dedicar a tomar ni turistear, no iba a andar en juergas, ni meterle los hielos en el vaso al deportista o ser su nana haciéndole trámites. Tampoco le iba a llevar los bolsos a la lavandería, por eso ahí quedas fuera del sistema”, arremetió Astorga en la reciente entrevista.

COMPARTIR NOTA