«¿Me oyen bien?»: Luis Miguel y el trastorno auditivo que casi lo dejó sordo

Autor: Guido Macari

Hace años, el “Sol de México” enfrenta un problema auditivo que le hace oír constantemente un zumbido en su cabeza. Ello ha generado especulaciones sobre el futuro de su carrera y, también, le ha traído más de una polémica en los escenarios. “He podido rehabilitarme de una manera casi milagrosa”, dijo él en 2015… Pero, ¿es así realmente?


Luis Miguel se mueve con energía sobre el escenario. Tiene aún 44 años, viste un impecable terno negro y luce su voz con el hit «Suave».

Es su momento. Miles de ojos que lo adoran están sobre él.

Pero, de repente, un ruido irrumpe en el escenario, una breve pero intensa falla de sonido. Y el «Sol de México» se sacude como si le hubieran dado un golpe o una descarga eléctrica. Se queda inmóvil, confundido y se tambalea por un instante. Deja de cantar, pero el show no se detiene: las segundas voces suenan y el público lo aclama.

Él, desconcertado, se gira para mirar a sus músicos y su staff, como buscando una explicación: ¿qué ha pasado? Pone su dedo en su oído derecho, una y otra vez, como para comprobar si todo está bien.

Algo le incomoda. Quizá le duele.

Durante algunos minutos continúa en ese estado, ajeno a su alrededor, al concierto que está dando. Aún así, logra sobreponerse (o disimula) y continúa el espectáculo.

—¿Qué tal? ¿Me oyen bien? —le pregunta al público.

Todo eso sucedió el 26 de octubre de 2014 en el estadio GEBA, Buenos Aires, Argentina.

***

El 2018, en un show en Puebla, México, mientras el artista estaba en el escenario, hubo un par de interferencias con el sonido. Y en medio de su presentación, mientras cantaba, caminó hacia un costado del escenario: se dirigía hasta el técnico a cargo.

Ahí, con sus manos, el artista hizo como si tuviera un armamento entre las manos y simuló encañonar al sujeto.

Otro momento complicado (y también polémico) vino el 19 de marzo del 2019, en un show que dio en el Centro de Convención de Amador, en Panamá.

Ya para ese entonces se había hecho conocida la tensa relación que tenía con los sonidistas. En sus conciertos se hizo común ver al artista haciendo gestos con su rostro y señales con su mano, dando órdenes, a veces molesto, para que el equipo técnico regule el sonido.

Pero fue en tierras panameñas donde el “Sol de México” desató realmente su furia, luego de que, en medio del espectáculo, mientras sonaba “Decídete”, Luis Miguel caminara hacia una esquina del escenario y le diera un golpe al sonidista a cargo, tras increparlo.

Ello le trajo abucheos de sus propios fans. Literalmente se le pasó la mano.

A los pocos días —según informó Infobae tras hablar con integrantes de su equipo—, el artista se habría sometido a terapias auditivas en un centro médico de Los Ángeles, California.

A propósito de ello, CHV entrevistó en esa ocasión a un sonidista, Manuel Aguirre, quien lanzó su hipótesis de lo que podía estar sucediéndole a Luis Miguel: “Si viene un artista, que está todo el tiempo ya casi acosando a su ingeniero, es porque yo creo que él tiene un problema que puede ser… no sé, no soy doctor, pero de índole sicológico, auditivo”.

Y, aunque no era médico, al parecer ese sonidista entrevistado tenía razón.

***

El 18 de abril se estrena en Netflix la segunda temporada de la serie Luis Miguel.

Ya en el trailer se puede ver que en la historia el personaje (interpretado por Diego Boneta) que, mientras daba un show en un escenario de poca calidad en 2005, sufrió un accidente tras una falla de sonido, la cual lo deja con incesante pitido en el oído.

Un suceso que terminaría por amenazarlo hasta el final.

«Le queda poco tiempo de carrera”, dijo en 2018 la autora de su biografía no autorizada, Claudia de Icaza, en la revista TVyNovelas. “Porque tiene un problema muy severo en el oído. Se está volviendo loco sobre el escenario porque tiene un zumbido de por vida. Tiene una voz extraordinaria, pero ha comenzado a tener mala afinación».

Ello en gran medida explicaría la gran sensibilidad que tiene el artista sobre el escenario con las variaciones de sonido. Más aún si a eso se le suma sus altos estándares al realizar cada show.

Sobre esto, hace pocos años, una corista del artista, la argentina Paula Peralta, relató a Infobae: “No puede haber un clavo fuera de lugar. Si un día me peino diferente, (Luis Miguel me pregunta), ‘por qué se peinó distinto’. Es super exigente’”.

***

El tinnitus es un síntoma de un trastorno que suele asociarse a una lesión auditiva en el oído interno, específicamente a una estructura llamada cóclea, la cual tiene células nerviosas y otros elementos que producen una señal que se conduce por el nervio auditivo hacia el cerebro.

Este padecimiento suele presentarse como un pitido o zumbido desagradable y muy estresante, que sucede sin que exista una fuente sonora en el exterior, y que, por supuesto, afecta la calidad de vida del paciente que lo sufre.

«Hoy en día existen terapias y técnicas que pueden aliviar notoriamente las molestias que el tinnitus provoca. No se sanará, pero sí se aliviará», dijo Iván Cáceres, Fonoaudiólogo y académico U. Mayor, en La Tercera 2019.

El especialista supuso que el tinnitus en el mexicano «se debe a la alta exposición a ruidos y la deficiente calidad de vida del artista», la cual incluye una «posible ingesta de medicamentos nocivos, estrés, vuelos excesivos (que provocan barotraumas auditivos por cambios de presión) y la sensibilidad propia de él mismo como persona».

“La verdad que he visto fotos de Luis Miguel en que lo veo con mucha protección, muy profesional. Así que, si él lo tiene, quizás se descuidó o tiene una causa que no es el ruido”, sostuvo el doctor argentino Darío Roitman, a América TV.

«Es importante comprender que cerca del 25% de los casos que pueden ser temporales al inicio, pueden transformarse en permanentes con el tiempo», explicó a Infobae la doctora Valeria García, fonoaudióloga y asesora de Gaes Centros Auditivos.

Aunque Luismi no habría corrido con esa suerte.

***

El síntoma que padece Luis Miguel no es extraño, sobre todo en los ambientes ruidosos como el de la música. Eric Clapton, Phil Collins, el ex Oasis Noel Gallagher y el líder de Coldplay, Chris Martin, son algunas de las figuras que enfrentan un escenario similar al del “Sol de México”.

—Esto no debe ser fácil —le comentó una periodista al méxicano en una entrevista que dio a Clarín en 2015.

—No, no lo es. —respondió él—. Es una situación complicada, pero tienen que pensar que yo empecé a los 9 años con esta carrera: con la música, los decibeles, los conciertos … Entonces son más de 30 años expuestos a sonidos muy fuertes. Tuve que pasar por un tratamiento y afortunadamente ya estoy mucho mejor.

El artista agregó que, con ayuda de los médicos y sus seres queridos “he podido rehabilitarme de una manera casi milagrosa”.

Pero aparentemente esa mejora no se sostuvo por demasiado tiempo.

En 2018 y 2019, en más de una ocasión canceló sus conciertos de las giras “Déjà vu” y “México por siempre”. Algunos de los shows debió dejar a medias a la media hora de haber comenzado.

En esas ocasiones, el equipo del artista emitió comunicados explicando que dichas decisiones se debían a «problemas de sonido» o a que el cantante “se sintió indispuesto”.

También, en un show que dio en Arizona, Estados Unidos, en mayo en el 2018, llamó la atención lo desafinado que cantó su hit “La chica del bikini azul”. De inmediato, el problema de entonación se le atribuyó al tinnitus, síntoma que distorsiona su manera de escuchar.

Por ahora, habrá que esperar, sobre todo mientras la pandemia impida los shows presenciales.

Con casi 40 años de carrera, una estrella en el paseo de la fama de Hollywood y más de once millones de discos vendidos, Luis Miguel ya es una leyenda en vida.

Y, con todo ese peso encima, debe enfrentar lo que le quede de carrera, con un problema auditivo que debe controlar, porque, como los rumores, ese será un zumbido que nunca dejará de sonar dentro de su cabeza.

Revisa la explicación de Netflix

Seguir leyendo