Conocida conductora de Mega sorprende con inesperada renuncia: “Nos estamos viendo...”

Mega pierde uno de sus rostros matutinos.
Mega pierde uno de sus rostros matutinos.

La periodista dejó un séquito de viudos que la seguía a diario en su programa.

Impactados quedaron los seguidores del programa Oye!, de Mega. Su carismática conductora, Francisca Gómez, anunció su renuncia al canal.

Hace unos días decidí dejar las madrugadas y enfocarme en lo que elegí poner como prioridad irrenunciable: mi familia de a dos que somos con mi Ali”, reveló la comunicadora, a través de una publicación en Instagram.

La periodista de 35 años logró hacerse un merecido espacio en la estación privada, cuando en octubre llegó a conducir el programa musical matutino. Tal vez muchos la recuerden por los llamativos tatuajes que lucía con orgullo y que alguna vez le valieron una polémica con haters de redes sociales.

En su mensaje de despedida, Fran escribió un profundo mensaje sobre sus motivaciones para dar un giro en su vida. “Por más que a veces intentemos equilibrar lo que para muchos parece fácil, para otros puede ser verdaderamente imposible”, reflexionó.

“No hay renuncia que no venga con nuevas oportunidades. Sobre todo la de renunciar a las expectativas ajenas”, agregó.

Francisca Gómez conducía el programa "Oye!" y aparecía como notera del matinal Mucho Gusto.
Francisca Gómez conducía el programa "Oye!" y aparecía como notera del matinal Mucho Gusto.

“Profundamente agradecida”

La conductora también expresó sus agradecimientos, tanto al canal como al público que se manifestó sorprendido en la caja de comentarios de su publicación.

Estoy profundamente agradecida del equipo inmenso que conocí. Tantas cosas que aprendí de cada uno de ellos, gracias por la confianza que me dio Mega, gracias por las risas, las tonteras, los bostezos y la música, que tanto amo”, comentó.

Gracias a la comunidad linda que creamos en el programa, ¡a los madrugadores y madrugadoras! A quienes sintonizaban a las 5am todos los días para enviar mensajes bonitos y profundamente desinteresados. Llegar a ustedes me mantuvo firme y contenta, reafirmando mi pasión por comunicar”, agregó.

Para cerrar, dejó una ventana abierta a su posible aparición en otras pantallas o micrófonos: “Nos estamos viendo y escuchando por ahí, sin lugar a dudas”.

COMPARTIR NOTA