Faranduleros se reinventan con giro político y ciudadano

Autor: Carolina Ruiz

Pamela Díaz, Daniel Fuenzalida y Guagüito, de Intrusos, hablan de los nuevos contenidos de sus programas, centrados en debates de la gente y temas relevantes.


Los años gloriosos de la farándula chilena pasaron hace rato y ahora, con la contingencia nacional, los escasos programas que quedan dedicados a la entretención y aventuras del jet set criollo han optado por seguir jugándosela, pero con un fuerte giro hacia temas ciudadanos, dejando de lado contenidos de mera entretención.

Pamela Díaz, animadora del misceláneo Viva la Pípol en CHV, explica el cambio de su programa, dedicado hoy a entrevistar actores sociales y profundizar en problemáticas de la gente. “Hemos girado a no tener políticos, sino gente común y corriente, y a debatir de una forma más humana lo que pasa. Las personas pueden desahogarse y también tratamos de ser un poquito lúdicos, más ameno de lo que vemos todos los días en las noticias y los matinales”.

Pamela admite que se hacía absolutamente necesaria esta variación de la línea editorial, porque frente a todo lo que ha pasado “nadie puede quedar sin una reflexión. No vamos a estar hablando del piquito de alguien… Que bueno que la televisión puede cambiar un poco el formato, cosa que no se hacía antes”.

Con respecto a la pausa obligada de la farándula, comenta que “a la gente le entretiene, pero no podemos ser más faranduleros, porque la situación no lo amerita. Pero sí creo que deberíamos hacer cada vez algo más alegre para que la gente lo pase mejor en sus casas. A mí todo el mundo me dice, ‘todo el día es lo mismo’, y claro, todos los días hay acontecimientos cada vez más parecidos y no se ven muchos resultados de parte del gobierno”.

El programa de farándula Intrusos, en La Red, volcó todo su panel al análisis de temas país. Su animador, el periodista Michael “Guagüito” Roldán, lo precisa: “hicimos este cambio a un Intrusos ‘ciudadano’ que ya veníamos haciendo hace rato, hablando de ciertos problemas de famosos, como violencia en la pareja, depresión, analizados como temas país. Ahora, la diferencia es que ya no utilizamos a los famosos como excusa para entrar a un tema, ahora vamos directo. La gente dijo a gritos ‘ya no quiero estos famosos que viven encerrados en set televisivos, necesitamos rostros que tengan opinión, que quieran hablar de los temas que están pasando en la ciudadanía’. Esto no significa que dejemos de lado a los famosos por completo, pero sí los que interactúen con el programa deben estar conectados con la gente”.

Los espacios de espectáculos Me Late y Me Late Prime, de TV+, también se sumaron a la corriente. Daniel “ex Huevo” Fuenzalida, conductor de ambos, comenta que “empezamos a tener otro contenido desde el primer lunes del estallido social. No podíamos hacer farándula mientras pasaba esto en Chile, estábamos en toque queda, en estado de emergencia. Los dos programas cambiaron de giro, con móviles en Plaza Italia, siempre por el lado amable. Por otra parte, estamos haciendo farándula política, como por ejemplo, el encontrón de Tonka Tomicic con el ex ministro José Miguel Insulza (por los sueldos excesivos de los políticos), sin irnos de la contingencia”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo