Francini Amaral: «Siempre habrá algún grado de xenofobia»

Autor: LaCuarta.com

"No me veo viviendo en Brasil hoy, principalmente con los cambios que están pasando", asegura.


Cuando Fancini Amaral dejó Brasil para venirse a trabajar con Axé Bahía a Chile no se imaginó que casi dos décadas después todavía viviría fuera de su país.

«Yo salí de mi país con 18 años no buscando un mejor vivir, sino que por pega. Me salió la oportunidad de un trabajo y me vine», recuerda.

– ¿Qué fue lo más difícil de dejar atrás?

– Para mi, como era chica, fue el tema de dejar a mi familia, porque llegué a Chile un mes después de cumplir 18 años.

«Como trabajábamos en grupo, nos apoyábamos entre nosotros, pero igual quedé con esa carencia de las fechas especiales por el tema familiar», asume.

– A estas alturas ¿te sientes más chilena que brasileña?

– Este año cumplo 18 fuera de Brasil y, además de Chile, viví en México también. Por eso, con el pasar de los años, me declaro como una ciudadana del mundo, no tanto con una nacionalidad.

– ¿Proyectas tu vida en Chile?

– Ya son 18 años acá. Entonces, más que mirar hacia adelante hay que mirar para atrás nomás. No me veo viviendo en mi país hoy, principalmente con los cambios que están pasando. Agradezco mucho vivir en un país que, independiente de los problemas que puedan existir y que vemos, es un país estable, tanto en lo económico como en otros aspectos.

– ¿Conocías algo de Chile antes de venirte?

– La verdad, la verdad es que sólo sabía que era el país de la historia de Pinochet.

– ¿Tendrán todavía la misma percepción de Chile en tu país?

– Hoy, por la gente que conozco en Brasil y que me habla de Chile, es muy conocido por la parte turística, por el esquí y la Patagonia. Hay épocas del año en que voy al mall y es como estar en Brasil.

– ¿Antes habías pensado en que podías irte a vivir a otro país?

– Como estudié danza clásica, siempre me imaginé viviendo en Rusia o París, porque tienen grandes compañías de ballet clásico. Yo apuntaba para allá, y al final terminé cerquita de Brasil, y bailando axé… mi mamá estaba atacada.

– ¿Notas alguna diferencia de como tratan los chilenos a los extranjeros entre que tu llegaste y ahora?

– Según mi experiencia, creo que siempre habrá algún grado de xenofobia cuando nosotros como extranjeros queremos opinar algo sobre Chile, que tenemos todo el derecho, porque yo vivo aquí hace 18 años y soy muy chilena para mis ‘huevás’. Pago los mismos impuestos y capaz que cumpla mucho más que otros, pero si quiero opinar, hasta la fecha, la primera frase que me dicen, y que creo que se la dicen a todos los extranjeros que queremos opinar, es ‘por qué no vas a tu país’. Existe esa frase rápida, la salida fácil. Es súper poco, pero ocurre, e igual es una lata que siga existiendo gente así.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo