“Juegos de poder” al borde de la realidad

Autor: La Cuarta

En base a opiniones en redes sociales, que plantean que el guión de la ficción tiene evidentes similitudes con el “caso Martín Larraín”, hicimos el ejercicio comparativo para ver si es tan así.


La nocturna “Juegos de Poder”, una teleserie coral de corte drama político e inspirada en el “Caso Martín Larraín”, abrió el debate entre los tuiteros respecto de las similitudes y diferencias de esta ficción con los hechos en los que se vio involucrado el hijo del ex presidente de RN, Carlos Larraín, protagonista de un fatal accidente que le costó la vida a Hernán Canales (39), el 18 de septiembre de 2013, en las cercanías de Curanipe, región del Maule.

El hecho conmovió al país y dejó un manto de dudas respecto al fallo de la Justicia, que finalmente absolvió a Larraín. Por ello, cada capítulo de la producción del área dramática de Mega enciende las redes sociales, mientras el people meter se vuelca mayoritariamente a la nocturna, que ha mostrado una serie de eventos a partir del accidente en que estuvieron envueltos Camilo Beltrán (Simón Pesutic), su primo Benjamín (Augusto Schuster) y su polola Antonia (Fernanda Ramírez), que bien podrían homologarse a la historia real, que explicamos en estos ocho ejemplos.

Las similitudes

  1. Los 3 amigos: En el auto que protagoniza el accidente iban tres personas. En la vida real, eran Martín Larraín, Sofía Gaete y Sebastián Edwards, mientras que en la ficción iban Camilo, Antonia y Benjamín.
  2. La ruta: En ambos casos, el accidente tiene lugar en un camino apartado. El 2013, en Curanipe y en la producción en un solitario camino a La Reina.
  3. El carrete: Las dos tragedías ocurren después de una gran fiesta. En el “caso Larraín”, en la madrugada del 18 de septiembre; en la novela, al término de la fiesta mechona de la universidad a la que asisten víctimas y victimarios.
  4. La influencia: Una de las más grandes coincidencias. El supuesto responsable del fatal accidente es hijo de un político influyente. En la vida real Carlos Larraín, presidente de RN en ese instante; y en la nocturna, el joven es hijo de un candidato presidencial.
  5. Montaje: En ambas historias hay mentiras de por medio. En la vida real se reconoció que no se dijo la verdad, incluso en parte de los cargos se habló de obstrucción a la justicia. En la teleserie, ya se vio que los primos Beltrán y Bennet cuentan una verdad alejada de cómo ocurrieron los hechos.
  6. Fuga: Ambas historias coinciden en que los responsables del atropello le prestan poca o nula ayuda a los accidentados.
  7. La familia: En el caso real, la prensa informó que la hermana de la víctima acusó que los cercanos a Larraín acudieron a ofrecer dinero a la viuda. En el drama, es la polola de Camilo, Antonia, quien acude al hospital a ver al joven sobreviviente y de inmediato comienza a relacionarse con familiares de las víctimas.
  8. Droga y alcohol: Para el “caso de Larraín”, se presumió que los jóvenes a bordo del jeep conducían bajos los efectos del alcohol, mientras que en la ficción se muestra a los primos consumiendo algún tipo de droga.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo