Michelle Carvalho

Las razones de Michelle Carvalho para romper moldes como modelo XL

Autor: LaCuarta.com

Sin privarse de nada, la brasilera busca regresar al mundo de las pasarelas para modificar los esclavizantes prejuicios en torno a las medidas perfectas.


Trabajo para todas

Michelle Carvalho suena más empoderada que nunca. El conflicto con los seguidores de Lisandra Silva, que pidió a sus fans funarla a ella y otras famosas en redes sociales, abrió el debate. “Quizá se siente amenazada, trabajo hay para todas y hay que respetar el espacio de cada uno, porque encuentro atroz que alguien con su experiencia de vida haga algo tan brutal como quitarle la pega a alguien”, explica, mientras da luces de porqué subió de peso (llegó a pesar 85 kilos). “Todos saben que tengo problemas en la tiroide, hay meses de mucho desequilibrio, lo trato con pastillas, pero es un tema de salud”.

Ir contra los moldes tradicionales y ser un espejo 

“Hace unos años que he subido de talla y no he modelado, porque no me han contratado. Pero estoy a disposición de la marca que se presente y me plantee un proyecto. He pasado de ser muy flaca a mi presente en que estoy del otro lado. La gente se puede sentir identificada en mí, que valores como la autoestima, la confianza y verse bien pueden ir de la mano, independiente del peso, no hay nada de vergüenza”.

La lucha contra el bullying 

“No todo es vestirse bien y lucir flaca, es una cuestión de aceptación y de quererse, la idea es tener una actitud positiva. Lo de afuera se arregla con ayuda de especialistas de vestuario y todo lo demás. El problema de que mucha gente no se acepte nace del bullying, se burlan de ti. Hay que trabajar en el modelaje independiente de las críticas. Para mí no es tema, pese a que sí he recibido mucho acoso y bullying, pero no me ha afectado. Fue bueno pasar por eso para darse cuenta de que hay mucho odio, y entender que hay patrones equivocados de belleza y que es bueno descubrirlos”.

 

El peso da lo mismo

“En mis inicios trabajaba mucho con el cuerpo, debía cumplir un patrón de delgadez de una agencia de modelos porque así querían los clientes, pero de personalidad sigo siendo la misma. Era lo que me tocaba hacer en ese momento”.

La felicidad debe ser de todos

“Me llegan muchos comentarios de gente que se identifica conmigo, con el mensaje de sentirse feliz e identificarse con alguien que tiene un cuerpo diferente. Los cuerpos fitness no son una realidad común y es bueno que puedan ver que hay alguien que es como ellas. La TV y las revistas impusieron un patrón del que fui parte y se han metido en el cerebro de la gente para ser aceptada. Hoy eso no existe, hay que ser felices consigo mismo, quererse, amarse. Es rico tener familiares y amigos que te apoyen, estar en un lugar saludable de mente”.

Seguir leyendo