“Me enamoré de Chile, es hermoso”: María Alberó contó sobre su llegada al país

En un capítulo de La Divina Comida, la esposa de Iván Zamorano dio mayores detalles sobre cómo se instaló en Chile.

En el capítulo de La Divina Comida estrenado ayer, María Alberó e Iván Zamorano fueron los últimos comensales en preparar la cena para sus invitados. En esta contaron distintas anécdotas sobre sus vidas y una que llamó la atención fue la de cuando la trasandina llegó a Chile.

Al respecto, Alberó partió diciendo: “En realidad llegué por una amiga que quería ser modelo. Ella hacía promociones y una fotógrafa me dice: ‘mira, te gustaría…’ y yo le dije ‘no, el look sale carísimo’. Y me dice ‘no importa, yo te lo hago y sé que te va a ir bien’. Y en eso empezamos a hacer casting y comerciales”.

Luego, María Alberó contó: “Tenía 19 años y elegí una promoción para una bebida. Conversando con amigos estábamos todos: ‘Yo quedé para México, yo para Brasil’ y yo dije: ‘Yo para Chile’. Me miraron y dijeron: ‘¿Chile?’ Sí Chile. ¿Qué pasa?. ‘Ah bueno, no sé si te va a gustar’”.

María Alberó durante su participación en La Divina Comida.
María Alberó durante su participación en La Divina Comida.

A diferencia de lo que creían sus amigos en Argentina, desde que llegó a Chile María Alberó se sintió a gusto: “Llego y la verdad es que me enamoré del país. Es hermoso. Aparte me tocó grabar en el norte, cerca de San Pedro de Atacama. De ahí me dijeron: ‘quédate porque hay mucho trabajo’. De ahí volví a mi país para convencer a mi mamá y a mi papá que me dejaran quedarme en Chile. Arrendamos un departamento y ahí comenzó mi historia”, detalló María Alberó.

Desde ese momento la modelo decidió vivir en Chile y desde el 2005 su estadía en el país se volvió más definitiva luego de que se casara con el exfutbolista, Iván Zamorano.

COMPARTIR NOTA