“Me sentí en ese círculo de sus actitudes asquerosas…”: Holly Madison, exconejita Playboy, reveló los maltratos de Hugh Hefner

La modelo fue pareja del magnate y vivió en su mansión entre 2001 y 2008. Allí, sin embargo, su experiencia resultó traumática, luego de que Hefner la maltratara en reiteradas ocasiones. “Vivir allí fue una elección peligrosa”, explicó hace unos días.

Cuando Hugh Hefner la fundó en octubre de 1953, no había chance de que un proyecto que implicara lo que Playboy Enterprises implicó no trajera consigo toda clase de polémicas. Claro, el mundo no estaba acostumbrado a lo que ofrecía entonces el empresario con su famosísima revista para adultos: apenas se permitían los desnudos en el cine o la pantalla chica. Ni hablar de alguna escena que involucrara sexo. Los conservadores prevalecían, y todo parecía tener un límite bastante más cercano. Pero de repente llegó este hombre con un producto en el que por ejemplo convenció de posar a Marilyn Monroe, tal vez su primera gran celebridad, para arrancar de raíz toda esa mirada. A partir de ese momento, él mismo devino en una celebridad capaz de construir un imperio que incluyó clubes, fiestas y una legendaria mansión, en la que exhibía a su colección de novias.

A propósito, durante años vivir en esta mansión se percibió como una especie de sueño inalcanzable, el broche de una fantasía que aparentemente envolvía fiestas y sexo non stop, sin darle cabida a otra clase de preocupaciones. Desde afuera, claro. Porque quienes lo vivieron desde adentro, sostienen que el escenario estaba lejos de ser perfecto, y eso es lo que amenaza con revelar el nuevo documental Secrets of Playboy, que se estrenará en 2022.

“El mundo de fantasía de Playboy ha estado envuelto en secreto durante décadas y estamos orgullosos de levantar el velo de estas historias ocultas durante mucho tiempo”, explicó vía un comunicado Elaine Frontain Bryant, vicepresidenta ejecutiva de A&E.

Una de esas historias es la de Holly Madison, exconejita —como se le conoce a las mujeres que se desempeñan en los clubes de Playboy, que destacan por lucir un corsé, las orejas y el rabo del animal— que permaneció de 2001 a 2008 al interior de la mansión. De hecho, Madison, hoy de 41 años, fue una de las parejas del mismísimo Hefner. Y en Secrets of Playboy será una de las protagonistas, desclasificando algunas experiencias que convirtieron ese período en uno de los más duros de su vida:

“Llegué al punto en el que estaba rota por la presión, lo que me hizo sentir que necesitaba lucir exactamente como todos los demás”, admitió en una entrevista previa concedida a Page Six.

Y después agregó: “Me sentí en ese círculo de sus actitudes asquerosas. No sabía qué hacer con eso. Vivir allí fue una elección peligrosa”.

Una excompañera de Madison en la mansión, la modelo Bridget Marquardt convalidó su relato, señalando que Hefner fue bastante duro con ella, inclusive en muchas ocasiones rozando el maltrato. Y para graficar, recordó un episodio:

“Una vez, ella bajó usando un lápiz labial rojo y él se volvió loco. Odiaba ese color y le ordenó que se lo sacara de inmediato. Pude ver cómo Madison se estaba deprimiendo y sus comportamientos habían empezado a cambiar”.

Otro de los elementos que pretende dejar al descubierto el documental, guarda relación con el uso de drogas durante las fiestas de Playboy. Hefner durante años fue tajante en negar estas prácticas, pero Sondra Theodore, otra reconocida exconejita, lo desmintió. Es más, dijo que el casanova las utilizaba durante sus encuentros sexuales, y en particular señaló la Quaaludes (metacualona), popular entre los años 60 y 70.

“Por lo general tomabas la mitad, porque si tomabas dos, te desmayabas”, explicó Theodore en conversación con International Business Times.

Y completó: “Los hombres sabían que podían hacer que las chicas hicieran casi cualquier cosa que quisieran si les daban un Quaalude”.

COMPARTIR NOTA