Raca Argandoña como notera: «La gente me ve cercana y he madurado»

Autor: Natalia Galaz

La animadora es la sensación de “Bienvenidos” cada vez que agarra el micrófono y sale a terreno. “No hay maquetas, todo fluye”, sostuvo, pero igual le cerró la puerta a la política. “Prefiero vivir tranquila y poder opinar de lo que veo”, dijo la “Quintrala”.


Pensar que Raquel Argandoña pararía el auto en una picá para darle el bajo al tonto completo con chucrut es casi tan ingenuo como asegurar que el Cacique va a repuntar hasta pelearle el título a la UC. Perdón, perdón… Eso era antes, porque hoy la “Quintrala” realmente diría “yo soy de ahí, de la galería”, y nadie lo pondría en duda.

Eso sí, la metamorfosis de la Raca partió mucho antes del triste episodio familiar que le ha desgarrado el alma durante los últimos meses. Tras el estallido social, la animadora se puso en la piel del público, y hasta usar la chala-bota era más probable a que se achicara frente a las autoridades. Y ahora, al regresar a “Bienvenidos”, tomó el micrófono y salió a la calle.

Como lee, pues la ex Miss Chile es la estrella de los móviles del matinal del “13”, las señoras solidarizan con su situación personal y hasta sus compañeros de panel la molestaron con una candidatura a la alcaldía de Viña, justo cuando a Marlen Olivari le daba un soponcio. “Tengo un equipo increíble en este trabajo y me encanta, estoy en contacto ciento por ciento con la gente”, dijo a La Cuarta.

– Ha sido un descubrimiento…

En los móviles no hay nada planificado, una va haciendo la nota, se te acerca la gente y es genial. No hay maquetas, todo es natural, y yo creo que quizás a veces hablo como cualquier persona que haría un despacho, fluye. Por ejemplo, si voy a Valparaíso al ascensor El Peral y veo un consultorio con mucha gente, llego y me acerco, no es que el periodista vaya adelante y me pida que hable con tal persona. El que sale, sale, y es rico. Igual es un riesgo, pero lo asumo.

– Con una mano en el cuore, ¿esperabas esa reacción?

Pienso que la gente me ve más cercana y también he madurado. Cuando me inicié en mi carrera era como distinta, aunque siempre he sido igual. Puede ser que a lo mejor me mostraba de una manera diferente, pero ahora no es así, me pasan cosas como a todo el mundo.

– Te veían quizás formando parte de ese grupo privilegiado que no conectaba…

Sí, pero esa es culpa mía. Yo creo que yo me hice un personaje tal vez, y siempre estaba como en esa. No es que esté arrepentida, pero creo que una va madurando. La vida y las experiencias te llevan a ser así. Yo soy una más, salvo que mi trabajo es público. Y la gente me está viendo normal.

– Incluso, has encarado a autoridades…

Yo trato de resolver las inquietudes que tengo y que me imagino, tiene la gente en su casa. Cuando hablo, digo ‘señora, a lo mejor usted se está preguntando esto’, que es la misma duda mía, y por eso se lo pregunto a los políticos. Y cuando hay algo que no me parece, también se lo represento. No son preguntas periodísticas, son del diario vivir, de la guata, como decimos nosotros. A mí me gusta, cuando estoy viendo televisión, digo ‘ojalá pregunten esto’, y justo lo hacen. Trato de hacer lo mismo cuando estoy en el ‘Bienvenidos’.

– ¿Y cómo está la puerta para volver a la política?

Absolutamente cerrada. Fue una linda experiencia haber sido alcaldesa de Pelarco, una comuna rural con hartas necesidades y a la que siempre voy a llevar en mi corazón, porque fueron lindos años. Ahora quiero disfrutar los pocos años que me quedan, y en política, no.

– ¿Es un riesgo?

Creo que los políticos en este momento no están en un muy buen pie y el independiente es muy difícil que salga, entonces tú igual tienes que ser militante de algún partido y yo prefiero estar fuera, vivir tranquila y poder opinar de lo que veo, sin tener que decir cosas, quizás, porque estoy en un partido político.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo