Schuster como villano: “Es mi rol más desafiante”

En la nueva teleserie de Mega, el actor y cantante deja atrás a los “chicos buenos” con el rol de Benjamín Benet, personaje que está dispuesto a todo para ocultar un crimen.


Hace tres meses que Mega y su área dramática trabajan arduamente para darle forma a su próxima teleserie nocturna. Se trata de Juegos de Poder, un thriller político inspirado en el caso de Martín Larraín y el mortal atropello de Hernán Canales, la madrugada del 18 de septiembre del 2013.

La producción es dirigida por Patricio González y tiene en los roles protagónicos a Álvaro Rudolphy, Francisca Imboden, Simón Pesutic, Jorge Zabaleta, Patricia Rivadeneira, Claudio Arrendondo y Augusto Schuster, en su debut en las nocturnas y con un rol que no dejará a nadie indiferente, ya que interpretará a su primer villano: Benjamín Benet.

Benjamín es primo de Camilo (Simón Pesutic) y ambos son los responsables del atropello de dos universitarios, el conflicto central de la teleserie. El personaje de Schuster pone la cuota de intriga en este thriller, al encargarse de ocultar, de la manera que sea, lo sucedido.

La Cuarta conversó con el actor y cantante, quien comenta de su papel: “Me gusta el desafío, lo estoy disfrutando y viviendo muy pleno”.

– ¿En qué te inspiraste para tu primer malvado? Vi varias películas y series para poder encontrar referencias de personajes que puedan tener patologías parecidas, de lo malos que son.

– ¿Cómo cuáles? Algunas series de Netflix como 13 reasons why, en donde se muestra esta maldad juvenil y mi personaje la lleva de alguna manera a otro nivel.

– ¿En qué sentido? Ha sido intenso, vivo este rol de villano con mucha responsabilidad, desde mirar las referencias hasta estudiar, hasta proponer estar pendiente de lo que pasa con el personaje a medida que van saliendo los capítulos.

– Benjamín Benet, ¿es tu interpretación más importante? Es mi rol más desafiante, porque me permite concretar un personaje que siempre había querido, que en algunas clases o distintas situaciones había tenido que imaginarlo o crearlo.

– ¿Y resultó? Este personaje me deja jugar en un lugar en donde siempre había querido desenvolverme, que es esto de ser villano. Es muy entretenido y los desafíos están ahí, en poder concretarlo en una teleserie, en la cámara, en la pantalla y que la gente se lo crea y lo viva conmigo.

– ¿Te da temor lo que diga el público que acostumbra a verte como chico bueno? No sé cómo irá a reaccionar la gente, lo único que espero es que les guste. Estoy haciendo todo mi esfuerzo, toda mi pasión la estoy traduciendo en este rol y ojalá la disfruten, y que no me odien tanto.

– Y todo viene acompañado con un cambio de look… Tengo una transformación drástica de imagen en referencia a lo que se ha visto de mí, y eso había que acompañarlo con un cambio también físico, por eso raparme era la mejor opción para así poder dar vida a este personaje.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo