Violento ataque con un cuchillo, acusaciones de acoso y dardos cruzados: la historia del escándalo que quebró a la familia Calderón-Argandoña

Lo ocurrido el año 2020 terminó por desarmar la armonía en la familia Calderón-Argandoña.
Lo ocurrido el año 2020 terminó por desarmar la armonía en la familia Calderón-Argandoña.

Tras la agresión con un arma blanca de Nano a su papá, en 2020, el reconocido clan se terminó por distanciar definitivamente.

El año 2020, se produjo uno de los hechos más polémicos que recuerde el mundo del espectáculo, el cual involucró directamente a la familia Calderón-Argandoña y del que se estuvo hablando durante varias semanas. Incluso meses.

Todo comenzó en agosto, cuando el hijo menor del clan, Hernán Calderón Jr., atacó a su papá, Hernán Calderón Salinas, con un arma blanca luego de ingresar a su departamento ubicado en la comuna de Vitacura.

Según se dio a conocer en ese entonces, Nano no aguantó y decidió irse contra el abogado por un supuesto episodio de acoso a su polola, Rebeca Naranjo, el que ella dejó entrever en algunas entrevistas que dio luego de que explotara la polémica.

Y tal como recordarán los cabecitas de tele, el drama escaló más allá de un simple cahuín farandulero, pues el estudiante de derecho incluso estuvo por algunos días tras las rejas, acusado inicialmente por Parricidio frustrado. De hecho, cumplió su presión preventiva en la Cárcel Santiago 1, aunque anteriormente había quedado con libertad vigilada tras aceptar todo los cargos.

Rebeca Naranjo y Nano Calderón.
Rebeca Naranjo y Nano Calderón.

Sin embargo, por esos días se produjo un fenómeno mediático que involucró a todos los integrantes del familión. Incluso, la propia Raquel Argandoña acusó que su retoño lidió con malos tratos en la Clínica Psiquiátrica El Cerdo, hasta donde lo llevó en medio de todo ese proceso judicial.

“Mi hijo necesita tratamiento. Los profesionales no lo han podido diagnosticar. Mi hijo está amarrado 24 horas de manos y de pies con una cadena. Ni siquiera se la sueltan para bañarse ni tampoco para comer. Hasta a un perro tu lo sueltas para caminar”, dijo entre lágrimas frente a los mediados de comunicación.

Posteriormente, y en medio del doloroso momento personal que atravesó, la comunicadora se desahogó en otra entrevista que concedió al extinto matinal Bienvenidos, donde compartió profundas reflexiones. De hecho, lanzó un mea culpa.

“Toda mi familia necesita tratamiento, somos una familia de mierda, tanto Hernán como mi hijo, mi hija y yo obvio que necesitamos tratamientos. Somos una familia muy expuesta y es por mi trabajo, que mis hijos también se ven expuestos. Pero tengo que asumirlo, soy valiente y lo asumo”, planteó.

Además, también aprovechó en ese momento la instancia para prestarle todo el ropero a Nano y descartar que tuviera la intención real de herir a su papá.

“La querella por parte del padre dice ‘matar’. No. Yo conozco a mi hijo, una madre siempre conoce a sus hijos. Nano quiso asustarlo, pero nunca matarlo. Para mi hijo, Hernán es un súper papá. Y cuando se entera de estos WhatsApp que su polola le mandó mucho tiempo antes de lo sucedido, y se entera de las posibles tocaciones -digo posibles porque esto está en juicio- obviamente no puede entender que su papá le haya hecho tocaciones a su polola. Es muy fuerte”, relató.

Además, también reconoció las falencias que tuvieron con Calderón en la crianza de sus hijos.

“Nosotros fallamos como papás. Quizás por darle económicamente todo lo que no tuvimos cuando fuimos jóvenes, descuidamos a nuestros hijos. Yo solo me gustaría pedirle perdón tanto a Kel como a mi hijo por haber fallado como padres”, expresó evidentemente afectada.

El drama que remeción al familión

Eso sí, el escándalo no quedó ahí y con el paso de los días terminó por quebrar definitivamente el núcleo familiar, pues mientras Raquel Argandoña apañó a su hijo, Kel se cuadró con su papá internamente y también en términos legales, tanto así que entregó una declaración judicial donde arremetió contra Nano. Incluso, apuntó a malos tratos y comportamientos con su pareja, sus padres y también contra ella.

Hernán Calderón y Kel Calderón.
Hernán Calderón y Kel Calderón.

“Yo no lo declaro esto en un afán de hundir a mi hermano, sino que de verdad creo que es la forma de proteger a mi padre, ya que mi hermano tiene problemas con la violencia y creo que sí puede agredirlo nuevamente y no solo a él sino que también a mí, sobre todo porque mi hermano puede pensar que yo he estado defendiendo mucho a mi papá y me da temor lo que pueda pasar”, declaró en esa ocasión.

En tanto, en otra declaración apuntó contra Argandoña. “Nunca pensé que mi mamá, por proteger a mi hermano, iba a ser capaz de hacerme tanto daño a mí”, descaseteó.

Eso sí, la influencer también se distanció por un tiempo con su padre luego que este cambiara la figura legal de la querella contra su hijo, la cual pasó de parricidio frustrado a estar acusado de lesiones graves en contexto de violencia familiar.

De todas formas, con el pasar del tiempo el vínculo entre ellos lo retomaron y hasta el día de hoy Kel comparte publicaciones junto a su progenitor. De hecho, también lo acompañó cuando fue hospitalizado tras contagiarse de Covid-19, situación que según sus propios dichos, lo tuvo cerca de la muerte.

En tanto, el vínculo con su mamá nunca más fue el mismo y, al menos públicamente, Argandoña reconoció en su momento que llevan años sin dirigirse la palabra. Ni siquiera hubo un acercamiento luego de la muerte Eliana de la Fuente, mamá de Raquel y abuela de Kel.

Sin embargo, cuando la conductora del programa Tal Cual fue internada y fue sometida a cirugía debido a una obstrucción intestinal que sufrió, su hija tuvo un emotivo gento que la emocionó.

Raquel Argandoña mostró el lujoso regalo que le hizo Nano Calderón para el Día de la Madre: desató una ola de comentarios
Raquel Argandoña mostró el lujoso regalo que le hizo Nano Calderón para el Día de la Madre: desató una ola de comentarios

“Estoy feliz. Algo que esperaba hace cuatro años. Gracias. Te amo”, escribió la Quintrala en sus historias de su Instagram. La frase acompañó a un video que muestra un arreglo de flores que le enviaron en medio de su delicado momento de salud. Posteriormente, se confirmó que había sido Kel la que se lo envió.

En otras entrevistas anteriores, la figura de televisión se había mostrado resignada ante la indiferencia total de la generadora de contenidos.

“Yo tengo dos hijos. A uno de mis hijos yo me he tratado de acercar mucho, pero llega un minuto en que tú dices ‘basta’. O sea, basta. La persona sabe dónde yo vivo, sabe que, si algo le pasa, un, dos, tres, siempre voy a estar ahí. Lo que necesite lo va a tener”, señaló el año 2022.

Y sobre la misma, insistió: “Pero yo tampoco puedo seguir mendigando amor ni tampoco cariño. O sea, ya han pasado dos años y, si las cosas no se dan, no se dan. Pero no por eso me voy a quedar llorando todo el día, las 24 horas en mi casa, porque yo tengo derecho también a vivir”.

De esta forma, con el último gesto de Kel al parecer se abrió una especie de puerta que podría apuntar a una eventual reconciliación, aunque al menos públicamente el tema no ha vuelta a salir a la palestra.

COMPARTIR NOTA