Review | Tales of Kenzera: ZAU, una aventura de plataformas que pone su foco en la historia

Tales of Kenzera: ZAU ya está disponible en  Nintendo Switch, PlayStation 5, Windows y Xbox Series X/S
Tales of Kenzera: ZAU ya está disponible en Nintendo Switch, PlayStation 5, Windows y Xbox Series X/S

El nuevo videojuego de EA Originals incluye acción de plataformas estilo matroidvania que no representa el mayor de los desafíos, pero al menos logra conectar con un relato sobre superación y aceptación de la muerte de los seres queridos.

El padre de un joven ha muerto y su último legado es un libro, una historia centrada en Zau, un joven guerrero shaman que también ha sufrido una pérdida similar. Y para revivir a su padre, esta historia dentro de la historia da pie a una misión para atrapar a tres monstruos y así darlos como ofrenda a Kalunga, el Dios de la Muerte, quien acompañará una travesía que involucra poderes cósmicos, viajes a través de zonas muy peligrosas y, por sobre todas las cosas, un viaje de aceptación y redescubrimiento.

Todo lo anterior está al centro del nuevo videojuego Tales of Kenzera: ZAU, una propuesta en la línea de los títulos metroidvania, la cual es desarrollada por Surgent Studios y publicada por Electronic Arts bajo su sello de EA Originals.

En esa línea, y como toda propuesta de esta línea, Tales of Kenzera: ZAU nos invita a recorrer un gigantesco mapa a través de un estilo de juego de plataformas, en las que tendremos que ir atrás y adelante, pero también arriba y abajo, para abrir múltiples caminos que nos llevarán a través de un extenso mapa en donde caer al vacío en la menor de las preocupaciones.

Tales of Kenzera: ZAU
Tales of Kenzera: ZAU

Tomando el control de Zau, el videojuego nos permite tomar avanzar los desafíos de la mano de este guerrero shaman que no solo puede dar doble saltos, correr paredes o impulsarse por el aire para atravesar cascadas y enemigos, pues sus habilidades también le permiten tomar control de dos máscaras, una del sol y otra de la luna, que le entregan habilidades completamente diferentes.

Por un lado, la máscara del sol permite atacar de cerca y generar impactos directos a sus enemgios, mientras que la máscara de la luna entrega la habilidad de disparar ataques desde la distancia. Asimismo, cada máscara tiene su propia mejora y la primera a la que accedemos, por ejemplo, nos permite congelar cascadas para seguir nuestro camino o acceder a puntos que de otra forma no podríamos alcanzar.

Lo anterior es clave, ya que el mapa obviamente está pensado para ir y volver, recorrer y revisitar, accediendo a múltiples secretos que nos permiten completar misiones secundarias, incrementar nuestra barra de energía o acceder a las benditas mejoras de habilidades para prepararnos en nuestra batalla. Al mismo tiempo, las propias batallas permitirán acceder a energía del alma, la que permite acumular barras ya sea para recuperar energía o realizar súper ataques, los cuales son especialmente útiles cuando en frente tenemos demasiados enemigos.

Tales of Kenzera: ZAU
Tales of Kenzera: ZAU

Tales of Kenzera: ZAU es un videojuego que se deja disfrutar, dividiéndose en cuatro episodios de historia que, en todo caso, llaman más la atención por su narrativa que explora la clásica dinámica de una historia dentro de una historia. Obvio, el guerrero shamán quiere revivir a su padre tanto como el joven que lee el libro en donde todo ocurre, pero el juego constantemente está convocando a superar las cosas y no ser consumido por el deseo que rápidamente se va convirtiendo en una quimera.

Por eso lo más llamativo de destacar es que la exploración se toma el principal foco del videojuego, ya que más que las batallas contra criaturas que nos encontramos en el camino, el eje principal está en sortear caminos imposibles y dar el salto preciso que nos permita continuar en nuestra misión. Cada cierto tiempo surgen batallas contra sub-jefes y jefes, así como enemigos que tienen un escudo de protección que los convierte en algo más difícil de superar que los simples rivales que aparecen habitualmente en la ruta, pero Tales of Kenzera: ZAU realmente busca hacer sentir que el camino para lograr la resurrección es una tarea ardua.

Pero también hay que destacar que, pese a que en segmentos uno puede quedarse un poco más pegado al intentar resolver cómo ajustar los doble saltos, sortear las plataformas que se caen o evitar el piso o las paredes que con solo tocar pueden costarle la vida al guerrero shaman, el desafío no es precisamente el más difícil y el juego peca al enfocarse en exceso en la navegación vertical a través del mapa. Sí, hay puzzles, secretos y todo lo que uno espera, pero queda la sensación de que faltó un poco más de ingenio en el diseño.

A la larga solo queda remarcar que este videojuego invita a descubrir cada rincón de su mapa, pero sin duda que la fusión del desafío de plataformas con la propia narrativa lo vuelven un título interesante para darle una oportunidad. Repito, su nivel de desafío no es tan alto como el de otros juegos de plataformas y aventuras de acción estilo metroidvania, pero al menos en medoo de todo eso, Tales of Kenzera: ZAU igual busca hacer algo más en su viaje de aceptación.

Tales of Kenzera: ZAU ya está disponible en Nintendo Switch, PlayStation 5, Windows y Xbox Series X/S

COMPARTIR NOTA