Review | Top Spin 2K25, un videojuego que se siente demasiado pequeño

Top Spin 2K25 ya se encuentra disponible en PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S y Microsoft Windows.
Top Spin 2K25 ya se encuentra disponible en PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S y Microsoft Windows.

Todos los componentes que se esperan de un videojuego del deporte rey están aquí, pero también hay una serie de errores no forzados que terminan jugándole en contra a su propuesta. La misma que realmente no tiene competencia.

Sin reinventar la rueda, y siguiendo el tipo de extras estruja billeteras que han caracterizado a los videojuegos de la compañía 2K, Top Spin 2K25 es todo lo que uno espera de un videojuego de tenis. Con lo bueno y lo malo. Por un lado, y teniendo diferentes acercamientos a la duración de un partiendo, incluyendo obviamente un juego estilo real con tantos puntos y sets como queramos, este simulador del deporte blanco entra a la cancha virtual con controles y una dinámica de juego bastante simple de adoptar.

En todo lo que concierne al juego en la cancha, Top Spin 2K25 se mueve de gran forma con su medidor de disparos, en donde la potencia y perfección de los tiros dependen del tiempo en que presionamos los botones, junto a una buena variedad de tiros y un acercamiento para crecer como jugador que se siente bastante intuitivo. Sí, al comienzo personalmente no le agarraba la mano, pero uno no tarda mucho en acostumbrarse para presionar los botones lo justo y suficiente para obtener la dirección deseada. Lo mismo ocurre con los saques o la decisión de que tipo de tiro elegir para cada situación en la cancha.

En ese sentido, y como todo juego deportivo que se precie de tal, el tenis se siente lo suficientemente bien como para jugar una exhibición por aquí, un torneo por allá o iniciar una carrera creando un juego completamente desde cero, aunque las opciones se sienten más acotadas de lo que podría ser la creación de nuestro intento de número 1 a la medida.

Sin embargo, en donde el juego hace levantar la ceja es en gran parte de los componentes y las decisiones que tomaron en 2K para adornar este videojuego, agregando de ese modo tantas propuesta de los juegos de servicio como sea necesario. Lo anterior obviamente involucra microtransacciones y pases de temporada.

Ese último foco inevitablemente saca a relucir que el roster de jugadores es demasiado limitado. A pesar de que jugadores como Carlos Alcaraz y Daniil Medvedev, o un clásico como Andy Murray, dicen presente, el circuito masculino tiene solo un puñado de jugadores.

Y claro, aunque estén leyendas como Roger Federer, Andre Agassi, John McEnroe y Pete Sampras, la ausencia de un jugador como Novak Djokovic y la mayoría del Top Ten se siente demasiado grande de sortear. No mejor le va al circuito femenino, pues aunque está la número uno Iga Swiatek, del top ten solo se incluye a Coco Cauff.

Más allá de la selección limitada de raquetas, cuyo trabajo digital con las apariencias está bien pero no es realmente sorprendente, el juego constantemente está invitando a volcarse a la moneda virtual, dando paso a múltiples accesorios cosméticos o invitando a ser parte de los eventos y desafíos para escalar en el ránking de Top Spin, al ser parte del gran foco multijugador en línea que tiene este título.

Por otro lado, las opciones offline no destacan más allá de un modo de carrera, en el que puedes crear tu jugador desde cero, y un modo para jugar partidos de exhibición que no tiene todas las alternativas desbloqueadas, ya que hay canchas que deben ser desbloqueadas en el modo carrera para acceder a ellas.Es decir, los primeros minutos de juego no son los más amigables que digamos.

En ese escenario, no existe la forma de disputar un torneo como Wimbledon desde cero ni menos crear alguna opción más personalizada de juego, que sí permiten títulos de otros deportes de juego colectivo.

El modo de carrera en todo caso es bastante simple de seguir, pues permite tener entrenamientos para mejorar habilidades, acceder a desafíos o ser parte de los torneos para intentar mejorar como estrella y, por ende, subir en el escalafón mundial. Existen cuatro alternativas para los tiempos de juegos y en el camino hay mucho uso de la moneda virtual, pero el principal foco es sumar los puntos necesarios para comenzar a mejorar las habilidades de nuestro jugador, ya que al comienzo estaremos al fondo del ranking y nuestro servicio, voleas y todo lo demás será bastante deplorable.

Sin embargo, lo que hay que destacar es que en ese progreso no se siente verdadero avance, pues las opciones son bastante limitadas y no existe un foco mayor que permita comenzar en los challegers, dar el salto a los ATP 250 y así sucesivamente. Todo está ahí, pero hecho de una forma que se siente con un foco particularmente pequeño y que tiende a provocar que el juego mismo se sienta redundante.

Con todo lo anterior en cuenta, Top Spin 2K25 no se siente como el gran juego de tenis que se viene prometiendo desde hace años. Tiene elementos positivos a su favor, especialmente en las mecánicas de juego durante los partidos, pero igual constantemente se percibe la presencia de un error no forzado tras otro que empequeñece su propuesta.

Lo único que queda remarcar es que si quieren un juego de tenis contemporáneo, no tendrán realmente otras alternativas. Pero al menos hay que considerar que, más allá que sus opciones se sientan acotadas, en este videojuego hacen muy bien lo que a la larga importa: el trabajo con los controles para jugársela en cada tie-break, mantener un equilibrio para que exista riesgo al ir a la red y encajar la raqueta en el momento justo para lograr el tiro ganador. Y por eso al menos aquí todos los fanáticos del deporte rey pueden tener las dosis de tenis virtual que esperan tener.

Top Spin 2K25 ya se encuentra disponible en PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S y Microsoft Windows.

COMPARTIR NOTA