Insólito: policía mató de un disparo a perro sordo y ciego que se encontraba perdido

Teddy - Foto Nick Hunter / City of Sturgeon Missouri
Teddy - Foto Nick Hunter / City of Sturgeon Missouri

Según el policía, le disparó al perro de raza Shih Tzu luego de que este tuviera un comportamiento extraño. Su dueño aseguró que esto se debía a su condición.

Un policía estadounidense provocó la muerte de un pequeño perro tras verlo con un extraño comportamiento. Sin embargo, su dueño confirmó que el can era ciego y sordo.

El hecho ocurrió en Sturgeon, Missouri, Estados Unidos, cuando un hombre encontró al perro de raza Shih Tzu en su patio por lo que luego de darle agua y comida, llamó a la policía para lograr encontrar a su dueño.

Según consigna Infobae, minutos después llegó el oficial Myron Woodson, quien intentó capturar a Teddy en un campo abierto. Al no conseguirlo, de un momento a otro le disparó al perro de cinco años.

“Estaba incrédulo… Estaba conmocionado, llorando, tratando de descubrir si realmente era mi perro al que un oficial le había disparado o si se había cometido un error”, señaló Nick Hunter al medio citado, al enterarse de la noticia.

Según el dueño de Terry, el oficial de policía lo amenazó con una citación por tener a su perro suelto después de que este ingresara a un patio. Asimismo, dijo que el policía habría señalado que disparó al can porque parecía “herido o abandonado”.

“Llevaba la cabeza de lado y caminaba raro porque no podía ver ni oír. El veterinario le diagnosticó un problema neurológico, que fue la causa de que se quedara sordo y ciego”, relató Hunter.

En un video donde se ve el disparo al Shih Tzu, se escucha que el oficial dice: “Lamento que esto haya sucedido. No estoy contento de haber tenido que dispararle a un perro”.

Teddy - Foto City of Sturgeon Missouri
Teddy - Foto City of Sturgeon Missouri

Departamento de policía entregó una declaración

Mediante una publicación en Facebook el departamento de policía de Surgeon, Missouri entregó un comunicado respecto a la situación.

“Basado en el comportamiento exhibido por el perro, creyendo que estaba gravemente herido o infectado con rabia, y como el oficial temía ser mordido e infectado con rabia, consideró que su única opción era sacrificar al animal”, indican

La Ciudad cree que el oficial actuó dentro de su autoridad basándose en la información disponible en ese momento para proteger contra posibles lesiones a los ciudadanos por lo que parecía ser un perro herido, enfermo y abandonado”, se lee en el texto.

“Para equipar mejor a los oficiales para futuras llamadas de animales en libertad, la Ciudad enviará a todos los oficiales al Control de Animales del Condado de Boone para capacitación y educación, con la esperanza de que esta desafortunada situación no vuelva a ocurrir”, agrega el escrito.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA