“Empezaron burlándose de sus lentes...”: Suicidio de un niño de 10 años remece a Estados Unidos

Sammy Teusch tenía 10 años y era víctima de bullying en el colegio, en el bus escolar y en redes sociales.
Sammy Teusch tenía 10 años y era víctima de bullying en el colegio, en el bus escolar y en redes sociales.

Sammy Teusch se quitó la vida abrumado por el constante bullying que sufría en el colegio y en redes sociales.

En tragedia terminó el despiadado bullying que sufría un niño de 10 años en Indiana, Estados Unidos. El pequeño fue encontrado muerto por sus padres. Se había quitado la vida.

Sammy Teusch cursaba cuarto grado en la Greenfield Intermediate School y según contaron sus padres, era víctima de constantes burlas por su apariencia física.

“Empezaron burlándose de sus lentes, luego de sus dientes”, explicó el padre, Sam Teusch, en una entrevista que concedió al canal WTHR, junto a la madre, Nichole.

El devastado progenitor contó que hace poco, incluso, habían golpeado al niño a bordo del autobús escolar y le rompieron los anteojos. “Tengo sus gafas rotas aquí en un pequeño altar que mis hijos hicieron”, comentó.

Los padres denunciaron que en reiteradas ocasiones alertaron a la dirección del colegio sobre el bullying, pero nunca obtuvieron solución.

Sam contó que él encontró a su pequeño fallecido. “Lo sostuve en mis brazos. Hice algo que ningún padre debería tener que hacer, y cada vez que cierro los ojos, eso es todo lo que puedo ver”, expresó.

“¿Cómo pudo Dios quitarme a mi hijo? Claro que ese pensamiento cruzó mi cabeza. Dios no se llevó a mi hijo; el odio lo hizo”, descargó.

Los padres tenían fotos que probaban los golpes que recibía el niño.
Los padres tenían fotos que probaban los golpes que recibía el niño.

Bullying en redes sociales

Por su parte, la mamá reveló que los ataques no se limitaban al establecimiento educacional, sino que se extendía también a las redes sociales, como Snapchat. “Él era mi pequeño. Era mi bebé. Era el más chico”, lamentó.

El colegio emitió un comunicado expresando su dolor y asegurando que colaborará en la investigación.

Al respecto, desde la policía local hicieron un importante llamado: “Padres, ahora es el momento de hablar con sus hijos. No debe haber nada en sus vidas de lo que no estén enterados”, declaró el subdirector Charles McMichael.

Un fiscal del condado alertó también: “El mundo es muy diferente ahora de lo que era hace veinte, treinta años. Hay mucha negatividad y no teníamos mensajes de texto hace 20 años ni redes sociales hace 15″.

Padres devastados contaron lo ocurrido con Sammy Teusch.
Padres devastados contaron lo ocurrido con Sammy Teusch.

COMPARTIR NOTA