Femicida fue quemado vivo en su celda con agua hirviendo

El principal sospechoso de violar y asesinar a Araceli Fulles estuvo cinco días agonizando el hospital después de ser golpeado y quemado por sus compañeros de celda.


Un final estremecedor tuvo en una prisión de Argentina Darío Badaracco, el principal acusado por el femicidio de Araceli Fulles. Él la habría violado antes de estrangularla y el cuerpo de la joven fue hallado enterrado en el patio de su casa.

Tras agonizar cinco días después de ser quemado con agua hirviendo por sus compañeros de celda, Baracco murió el sábado por la noche en el hospital Olavarría.

Uno estaba preso por lesiones leves y violación de domicilio, y el otro por homicidio.

Según indicaron al medio TN, el sujeto tenía “el 60% del cuerpo quemado” y los dos reos que pusieron fin a su vida “lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas”.

Araceli Fulles, a quien presuntamente violó y estranguló

Fuentes del recinto penitenciario afirman que el móvil del ataque lo habría detonado una discusión.

Uno de los atacantes incluso se justificó argumentando que “son problemas de presos y lo teníamos que arreglar de esta manera”.

La muerte del principal acusado por la muerte de Araceli se produjo una semana después de que se cumplieran dos años de su desaparición, el 2 de abril de 2017.

Tras la muerte de Badaracco, el juicio quedó inconcluso, pero habría otros nueve imputados más.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo