Hasta el "Jorobado" llora por su Catedral de Notre Dame

Smoke billows from Notre Dame Cathedral after a fire broke out, in Paris, France April 15, 2019. REUTERS/Charles Platiau
Smoke billows from Notre Dame Cathedral after a fire broke out, in Paris, France April 15, 2019. REUTERS/Charles Platiau

Monumento parisino ardió en llamas ayer, provocando el derrumbe de su tradicional aguja y la pérdida de buena parte de su estructura superior. La iglesia está a salvo, pero se desconoce el daño real y cuándo volverá a levantarse.

Seguro que el mítico "Jorobado" debe estar lamentando el desastre que puso una lágrima ayer en París. A eso de las 19.00 horas del país europeo, la icónica Catedral de Notre Dame sufrió un incendio que, entre otras partes, derrumbó la clásica aguja, estructura de la que el personaje de Disney pendía en la película de 1996.

Con música de Luis Miguel en su versión latina -el inmortal éxito "Sueña"-, la cinta animada consiguió que el mundo entero mirara con otros ojos a esta construcción de estilo gótico, que fue levantada en la capital francesa entre los años 1163 y 1345.

La iglesia vio en peligro su tradición casi milenaria en el tiempo que tarda una chispa en arder. Preliminarmente, los responsables serían maestros que realizaban obras en la parte alta de la edificación, donde alguna maniobra desafortunada dio origen a las llamas.

Más de 400 voluntarios lucharon contra las llamas, apoyados por la fe de decenas de fieles, que se apostaron en las cercanías del recinto, rezando y cantando el "Ave María".

Frenar el fuego fue casi imposible, pero según informó el jefe de Bomberos de París, Jean-Claude Gallet, "las dos torres de Notre Dame están a salvo, también la parte norte". Y si bien se estima que la estructura no va a ceder, las autoridades han preferido ser cautelosas al respecto.

Sobre todo porque en este sitio sagrado, que cada año recibe 13 millones de visitantes, se resguardan valiosas piezas de arte, y con mayor celo tres reliquias de la Pasión de Cristo: un fragmento de la cruz, un clavo con el que Jesús fue crucificado y la corona de espinas, las que habrían sido rescatadas del siniestro.

[caption id="attachment_357399" align="alignnone" width="600"]

La Catedral de Notre Dame, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital francesa, ardió ayer e impactó al mundo.[/caption]

Cambios en el tiempo

El incendio de ayer obligará a que el templo galo vuelva a someterse a modificaciones en su aspecto. Desde su inauguración en 1345, después de 182 años de construcción, esta edificación ha sido reformada estéticamente según las tendencias de las épocas.

Si bien su concepción fue de estilo gótico, el siglo XVII, bajo el reinado de Luis XIV, se tomó la decisión de brindarle un aspecto más barroco, sustituyendo sepulcros y vidrieras.

Lo mismo aconteció en los tiempos del Romanticismo, cuando se le dio un "refresh" que tardó 23 años, y que le otorgó el semblante que tenemos en nuestro disco duro.

El diseño animado que se ve en "El Jorobado de Notre Dame" (basada en el libro "Nuestra Señora de París", de Víctor Hugo, es una fiel representación de la iglesia que conocíamos hasta ayer, mezclada con la fantasía de Disney y la historia de Quasimodo, un jorobado que fue conminado a una oscura y solitaria vida en el "cielo" de la Catedral.

Ahora que a la casa de Mickey le ha bajado la nostalgia y está reviviendo clásicos animados en versiones de "carne y hueso" ("Aladino", "Dumbo" y "El Rey León"), tal vez un remake de esta cinta noventera sea una buena manera de levantar el espíritu.

COMPARTIR NOTA