“Lo más violento que he vivido”: el impactante relato de un sobreviviente al ataque de un oso

“Lo más violento que he vivido”: el impactante relato de un sobreviviente al ataque de un oso. Fotos: Shayne Patrick Burke / oso (referencial).
“Lo más violento que he vivido”: el impactante relato de un sobreviviente al ataque de un oso. Fotos: Shayne Patrick Burke / oso (referencial).

Un veterano del ejército estadounidense relató cómo fue su encuentro con una madre osa, en medio de su búsqueda para fotografíar a unos búhos.

Corría la tarde del domingo 19 de mayo cuando un estadounidense llamado Shayne Patrick Burke transitaba por los bosques del Parque Nacional de Grand Teton, en Wyoming, en busca de unos búhos que quería fotografiar.

Sin embargo, en vez de encontrarse con estas aves, se topó con un oso pardo y su cachorro.

El relato de Burke rápidamente se viralizó en las redes sociales, ya que podría haber terminado con su propia muerte o la de estos animales.

“Permítanme que comience diciendo lo mucho que me gusta y respeto la vida salvaje. De hecho, lo segundo que dije a los guardias del parque fue que por favor no mataran a la osa, que estaba defendiendo a su osezno”.

Según el aventurero, se trataba de una hembra y su ataque fue “lo más violento que he vivido”.

“He sufrido disparos, ataques con mortero y explosiones de artefactos explosivos improvisados”, aseguró Burke, para luego añadir que es un veterano de la reserva del ejército.

“Lo más violento que he vivido”: el impactante relato de un sobreviviente al ataque de un oso. Foto: Parque Nacional Grand Teton de Wyoming / oso (referencial).
“Lo más violento que he vivido”: el impactante relato de un sobreviviente al ataque de un oso. Foto: Parque Nacional Grand Teton de Wyoming / oso (referencial).

Cómo se dio el caso del hombre que sobrevivió al ataque de un oso

El hombre contó que su esposa Chloe y él tenían conocimiento de que podrían fotografiar búhos en la zona, por lo que le dijo que estaría de vuelta en el estacionamiento en el rango de una hora.

No obstante, dicho tiempo se extendió a casi una hora y media.

Como Burke sabía que su esposa podría estar preocupada, trató de volver al auto con el GPS de su teléfono.

“Empecé a caminar deprisa hacia ese lugar. Tenía una sensación muy incómoda. Rompía ramas, cantaba y hablaba conmigo mismo en voz alta. Son cosas que pueden ayudar a prevenir un ‘encuentro sorpresa’ con un oso pardo”.

Pero en un momento de ese trayecto se dio cuenta de que “un osezno corría colina arriba a unos 50-70 metros delante de mí”.

“Sabía que esto no era bueno. Desenfundé mi spray para osos y vi que la osa madre atacaba. Me mantuve firme, grité e intenté desplegar el spray, pero cuando lo hice, ella ya había acortado distancias”.

Burke continuó: “Cuando se abalanzó, opté por darme la vuelta y darle la espalda. Me tumbé boca abajo y me preparé para el ataque, entrelazando las manos detrás de la nuca para proteger mis órganos vitales”.

Desde CNN consultaron al Servicio de Parques Nacionales (NPS, por sus siglas en inglés) sobre la situación. Aunque no dieron su nombre, confirmaron que un sujeto con sus características fue atacado el pasado 19 de mayo.

Los datos entregados por el organismo aseguraron que, tras enfrentar el ataque, Burke se acercó a una zona con mayor señal para intentar llamar a su esposa, pero no resultó.

Fue por esto que le envió un mensaje de texto en el que escribió: “Atacado”.

Cuando ella le pudo devolver la llamada, le contó lo que había pasado mientras se prestaba primeros auxilios a él mismo.

Esto fue posible debido a que tenía conocimientos que aprendió en el ejército.

“Corté las correas de mi mochila, las de la cámara y utilicé las de mi riñonera” para hacer vendas para controlar la hemorragia, dijo Burke en declaraciones rescatadas por el citado medio.

En medio de ese escenario, su mujer se encargó de calmarlo por teléfono y de pedir el rescate.

Tras recibir la alerta, los guardias del bosque localizaron rápidamente a Burke y lo trasladaron en helicóptero a una ambulancia, que luego lo llevó a un hospital de la zona para que fuese tratado de urgencia.

Shayne Patrick Burke hizo hincapié en que el incidente se produjo por estar “en el lugar equivocado, en el momento equivocado”.

Puedes leer su relato y revisar los registros haciendo click en este enlace, pero cabe destacar que las imágenes son explícitas y podrían herir la sensibilidad de algunas personas.

COMPARTIR NOTA