Conoce los beneficios que te pueden ayudar en caso de que estés cesante

Imagen referencial.

A pesar de que nunca es algo positivo no tener trabajo, estas son algunas de las ayudas que puedes recibir hasta que encuentres un empleo adecuado para ti.

La pandemia por coronavirus dejó a muchas personas sin trabajo y pese a que en el último trimestre del 2021 el desempleo disminuyó a 7,5%, aún son miles quienes se encuentran sin empleo.

Al momento en el que un empleado pierde su trabajo puede acceder a una serie de derechos y beneficios, los cuales le ayudarán a tener dinero mientras se mantenga cesante.

El primero es que al momento de terminar un contrato con el empleador, se debe exigir el finiquito, independientemente de que la persona haya sido despedida o dejado el puesto por decisión propia.

Beneficios para quienes no tienen trabajo

Seguro de Cesantía

Aquellas personas dependientes que hayan trabajado con contrato indefinido, a plazo, fijo, por obra o por servicio que hayan firmado contrato desde noviembre del 2002, tienen el derecho a solicitar el Seguro de Cesantía.

Esta prestación está a cargo de la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC) y consiste en que cuando la persona queda sin trabajo, puede retirar el dinero que se acumuló en la institución mediante giros mensuales dependiendo del porcentaje de remuneración.

Seguro de Cesantía

Fondo de Cesantía Solidario

Este seguro lo pueden recibir quienes estén afiliados a la AFC pero que no cuenten con el dinero suficiente en su cuenta individual por desempleo a la hora de quedar cesante, además de quienes hayan retirado todos sus fondos del Seguro de Cesantía.

Para poder recibir esta ayuda, las personas deben estar desempleadas, tener recursos insuficientes en su cuenta individual de cesantía, contar con 12 cotizaciones pagadas en el FCS en los últimos 24 meses anteriores al despido y sus tres últimas cotizaciones deben ser del mismo empleador y continuas.

Por último, el contrato debe haber terminado por conclusión de trabajo, vencimiento del plazo convenido entre ambas partes, por caso fortuito o fuerza mayor. Quienes estén interesados en recibir este apoyo deberán activar una cuenta en la Bolsa Nacional del Empleo.

Subsidio de Cesantía

Esta ayuda está pensada para aquellos trabajadores que no puedan postular al Seguro de Cesantía y le entrega a las personas desempleadas una ayuda económica de manera mensual por un máximo de 360 días. Además de tener derecho a una asistencia médica gratuita, a recibir la Asignación Familiar y/o Maternal y una asignación por muerte.

El Subsidio de Cesantía debe ser pedido en la institución previsional que corresponda al solicitante, ya sea IPS o Caja de Compensación, las cuales serán las encargadas de efectuar el pago.

Cuenta de ahorro de indemnización

Por último, aquellas personas que estén desempleadas, pueden pedir una indemnización por término de contrato, la cual sustituya o complemente a la indemnización legal entregada por los años de trabajo.

Este trámite debe realizarse en la AFP de cada persona presentando los documentos que aseguren el término de contrato. Además, la cuenta de indemnización es personal y totalmente independiente de la encargada de ahorrar dinero para las jubilaciones.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA