Descubre cinco maneras efectivas para aliviar el dolor de espalda

Dolor de espalda
Dolor de espalda

Actualmente el dolor de espalda se clasifica como uno de los principales problemas de salud, afectando a más del 80 % de la población en algún momento de su vida

El dolor de espalda es una de las afecciones más comunes en nuestra sociedad, afectando a personas de todas las edades y condiciones físicas.

Según el estudio EPISER de la Sociedad Española de Reumatología (SER), aproximadamente, el 80% de la población mundial sufrirá este tipo de dolor en algún momento de su vida, siendo la mayoría de las veces de causa benigna. Sin embargo, si esta dolencia no se trata a tiempo o de la forma correcta, este dolor puntual puede llegar a ser crónico.

Malas posturas en el trabajo y en la rutina diaria, el estilo de vida sedentario, la obesidad y ciertas actividades que implican esfuerzo físico suelen ser factores desencadenantes de este tipo de dolor.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades reumáticas en su conjunto suponen la primera causa de incapacidad física en el mundo occidental.

Cómo aliviar el dolor de espalda
Cómo aliviar el dolor de espalda

¿Cuándo deberíamos preocuparnos?

Aunque casi todas las personas experimentarán dolor de espalda en algún momento de sus vidas, la buena noticia es que en la mayoría de los casos no es grave y normalmente mejora dentro de un mes desde su inicio.

Sin embargo existen algunas red flags para aquellos signos y síntomas que podrían delatar una enfermedad grave en la columna u otra parte del cuerpo.

Algunas de estas señales son experimentar alteraciones sensoriales y musculares (hormigueos en los miembros, pérdidas de fuerza, incontinencia urinaria…), perder peso sin justificación, haber sufrido un golpe, sentir dolor en la región torácica o tener fiebre.

Es por esto que es importante acudir a un profesional, aunque el dolor de espalda habitualmente sea benigno.

Cómo acabar con el dolor de espalda

  • Ejercicio físico

El ejercicio físico regular es una de las maneras más efectivas de fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la flexibilidad.

Algunas de las actividades que son especialmente beneficiosas para la espalda baja son la natación, yoga o pilates, ya que trabajan la fuerza y la estabilidad de la columna vertebral.

  • Higiene postural y ergonomía

Mantener una buena posición en el trabajo y en casa es fundamental para prevenir y aliviar el dolor de espalda.

Algunas de las recomendaciones para lograr mantener una buena postura en el trabajo son ajustar la silla, el monitor y el teclado del computador.

La silla debe estar a una altura que permita mantener los pies planos en el suelo y las rodillas a la misma altura que las caderas. El monitor debe estar a la altura de los ojos para evitar la tensión en el cuello y la espalda, mientras que el teclado debe estar a una distancia cómoda para escribir sin forzar la postura.

Cómo acabar con el dolor de espalda - Foto: gpointstudio / Getty Images / iStockphoto.
Cómo acabar con el dolor de espalda - Foto: gpointstudio / Getty Images / iStockphoto.
  • Técnicas de calor y frío

La aplicación de compresas calientes o frías puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor. El calor ayuda a relajar los músculos tensos y a mejorar la circulación, mientras que el frío reduce la inflamación y adormece el área, aliviando el dolor.

Para aplicar calor, se pueden utilizar compresas calientes, almohadillas térmicas o baños calientes y para aplicar frío, se pueden utilizar bolsas de hielo, compresas frías o gel frío.

  • Estiramientos y automasajes

Los masajes pueden ayudar a relajar los músculos tensos y mejorar la circulación sanguínea en la zona afectada.

Los estiramientos ayudan a elongar los músculos y a aliviar la tensión, mientras que los automasajes pueden ayudar a reducir los nudos musculares y mejorar la circulación.

  • Fisioterapia

Un fisioterapeuta puede proporcionar tratamientos específicos para aliviar el dolor de espalda, como manipulaciones vertebrales, estiramientos y ejercicios terapéuticos

Además de la terapia manual, la electroterapia, cinesiterapia o la técnica de la punción seca ayudarán a reducir las molestias, ganar fuerza, flexibilidad y estabilidad en la columna vertebral.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA