El impactante y peligroso accidente que casi le cuesta la vida a Bear Grylls

El impactante y peligroso accidente que casi le cuesta la vida a Bear Grylls
El impactante y peligroso accidente que casi le cuesta la vida a Bear Grylls

El aventurero y rostro del programa A prueba de todo, Bear Grylls, tuvo un grave accidente cuando era joven que lo motivó a seguir poniéndose a prueba.

Seguro su rostro se te hace conocido. Y es que el británico Bear Grylls (49) ha sido protagonista de muchas series de aventura extrema —como A prueba de todo—, donde ha tenido que hacer lo inimaginable para sobrevivir.

Ese ímpetu que lo caracteriza lo tiene desde pequeño: su difunto padre le inculcó a temprana edad la vida al aire libre, la pesca, acampar y no temerle a los animales ni a la naturaleza, por más peligrosos que sean.

Así fue cómo encontró su motivación y trabajo que le ha resultado espectacularmente. Después de servir como militar —lo que también lo preparó para los mayores peligros y a desarrollar habilidades extremas— a los 21 años decidió hacer una hazaña que casi le cuesta la vida.

Esto fue lo que le pasó.

El impactante y peligroso accidente que casi le cuesta la vida a Bear Grylls
El impactante y peligroso accidente que casi le cuesta la vida a Bear Grylls

El accidente que casi mata a Bear Grylls

Una de las más grandes locuras de Bear Grylls fue cuando estaba en Zambia, África, a 5.000 metros de altura y listo para saltar, equipado con su paracaídas.

El aventurero dio el paso y ya cayendo, su paracaídas no logró inflarse por completo. Pero sobrevivió: se rompió tres vértebras y estuvo a milímetros de que su médula espinal se viera comprometida. Afortunadamente, pudo volver a caminar.

18 meses fueron los que le tomaron para recuperarse de la lesión. Según relató, en conversación con The Guardian, el accidente hizo que se diera cuenta que la constancia lo puede llevar a enfrentar cualquier desafío.

“Estuve a un paso de no poder volver a caminar (…) Siento que me han dado una segunda oportunidad. Lo que la vida me pide es vivirla con positividad y audacia”.

Así, no se detuvo y continuó con el espíritu aventurero del que su padre estaría orgulloso. Ya recuperado (a los dos años) se preparó para subir a la cima del monte Everest, uno de los desafíos más grandes de la humanidad donde miles mueren al intentarlo.

El impactante y peligroso accidente que casi le cuesta la vida a Bear Grylls. Foto: AP/Niranjan Shrestha
El impactante y peligroso accidente que casi le cuesta la vida a Bear Grylls. Foto: AP/Niranjan Shrestha

Tenía solo 23 años. Ya en la cima, le dijo a Euronews que lloró de alegría: “Había esa voz interior que me decía que lo tenía que hacer y sabía que esto significaba mucho para mi padre”.

COMPARTIR NOTA