“Para conservar la esencia de su personalidad”: el caso del hombre que creó un chatbot a partir de los registros de su padre fallecido

“Para conservar la esencia de su personalidad”: el caso del hombre que creó un chatbot a partir de los registros de su padre fallecido. Foto: referencial.
“Para conservar la esencia de su personalidad”: el caso del hombre que creó un chatbot a partir de los registros de su padre fallecido. Foto: referencial.

Un estadounidense con conocimientos en inteligencia artificial utilizó grabaciones de su progenitor para luego diseñar un sistema que le permite recordarlo.

La inteligencia artificial (IA) puede ser utilizada para múltiples tareas, las cuales pueden ir desde conseguir textos que te inspiren hasta imágenes o, incluso, música.

Sin embargo, algunas personas han recurrido a esta tecnología para ir más allá.

El estadounidense James Vlahos es una de ellas y creó un chatbot a partir de grabaciones de audio que consiguió de su padre, John, quien falleció en 2017.

Según relató a la BBC, lo hizo “para tener una forma de conservar sus recuerdos de forma más entrañable y tener algo de la esencia de su personalidad tan maravillosa”.

“Para conservar la esencia de su personalidad”: el caso del hombre que creó un chatbot a partir de los registros de su padre fallecido. Foto: referencial.
“Para conservar la esencia de su personalidad”: el caso del hombre que creó un chatbot a partir de los registros de su padre fallecido. Foto: referencial.

Cómo creó el chatbot con los registros de su padre y qué proyectos similares se han desarrollado

Fue en 2016 cuando a su su progenitor le diagnosticaron un cáncer terminal.

Por ese entonces, Vlahos estaba empezando a especializarse en el ámbito de la IA.

Como ambos sabían que le quedaba poco tiempo de vida, quisieron compartir la mayoría de las instancias en compañía del otro.

“Hice un proyecto de historia oral con él, pasé horas y horas y horas grabando en audio la historia de su vida”, contó Vlahos.

En ese momento, los registros tenían fines más bien personales, pero luego se le ocurrió que podía crear “algo interactivo” con la mencionada tecnología.

Así, antes del deceso de su progenitor, pudo diseñar un chatbot con la capacidad de responder preguntas sobre su vida con su voz.

Dos años más tarde, en 2019, convirtió ese proyecto en una aplicación llamada Hereafter AI, la cual ofrece a los usuarios hacer lo mismo.

Pese a que reconoció que la utilización del chatbot no eliminó el impacto emocional que enfrentó por el deceso, aseguró que le aporta “más de lo que de otro modo habría recibido”.

Y, si bien su idea ha llamado la atención, también hay otras apps más elaboradas que incluso permiten crear avatares a partir de videos y audios.

De esta manera, prometen replicar elementos como el rostro, la voz y los gestos de la persona en cuestión.

Una de ellas es Deep Brain AI, una firma con sede en Corea del Sur.

El director financiero de la aplicación, Michael Jung, aseguró al citado medio que están “clonando las semejanzas de la persona hasta con un 96,5% de similitud”.

“Así que, en general, la familia no se siente incómoda hablando con el familiar fallecido, aunque sea un avatar de IA”, agregó.

“Para conservar la esencia de su personalidad”: el caso del hombre que creó un chatbot a partir de los registros de su padre fallecido. Foto: referencial.
“Para conservar la esencia de su personalidad”: el caso del hombre que creó un chatbot a partir de los registros de su padre fallecido. Foto: referencial.

Qué se debe considerar en torno a estas aplicaciones, según una especialista

Frente a este tipo de aplicaciones que algunos clasifican en la llamada “tecnología del duelo”, la psicóloga Laverne Antrobus advirtió que se deben tener resguardos antes de recurrir a ellas.

“La pérdida es algo que nos sorprende (...) Puedes pensar que estás muy cerca de estar bien, pero algo puede hacerte retroceder en ese proceso”, explicó a la BBC refiriéndose al impacto emocional que puede generar una pérdida.

En este sentido, profundizó en que “la idea de que luego puedas tener la oportunidad de escuchar su voz y escuchar sus palabras pronunciadas a través de ellos mismos puede resultar muy desconcertante”.

Bajo esta línea, sugirió que “tendrías que sentirte bastante estable antes de usar algo como esto”.

“Tómate las cosas muy, muy lentamente”, sentenció la especialista.

COMPARTIR NOTA