“Uno no viene de una cuna de oro”: joven maipucina se graduó de Harvard con honores

Bárbara Manríquez - Foto Instagram @barbmanriquez
Bárbara Manríquez - Foto Instagram @barbmanriquez

Luego de dos años, Bárbara Manríquez se graduó de la maestría en Administración Pública en el Desarrollo Internacional.

Esta semana Bárbara Manríquez se graduó de su maestría en Administración Pública en el Desarrollo Internacional en la Universidad de Harvard, ubicada en Massachusetts, Estados Unidos.

La joven de 32 años es economista de la Universidad de Chile y hace dos años comenzó sus estudios en la prestigiosa universidad, algo que jamás pensó que sería posible.

Si bien la joven señaló al diario maipucino La Voz de Maipú, que ella nunca soñó con estudiar en Harvard, ya que lo veía demasiado lejano, cuando se dio cuenta que muchos de sus compañeros iban a estudiar a Estados Unidos “comenzó a picarme el bichito”, señaló.

“Tenía mis ahorros y cierta trayectoria que me permitía poder aplicar a programas, y me lancé. Postulé a 7 universidades”, indicó Bárbara.

“El arancel salía más de $100 millones, era una locura, pero ahí vino la segunda sorpresa de que me habían dado full beca. Mi familia no lo podía creer”, agregó.

La joven recién graduada señaló que “cuando uno no viene de una cuna de oro, lo tiene cuesta arriba, lo tiene más difícil, pero creo que eso no los debería desmotivar” e hizo el llamado a los demás jóvenes a que usen sus oportunidades para seguir avanzando.

Maipucina se gradúa de Harvard - Foto Instagram @barbmanriquez
Maipucina se gradúa de Harvard - Foto Instagram @barbmanriquez

Maipucina se graduó de Harvard

Bárbara Manríquez celebró mediante redes sociales su tremendo logro. “Me gradué y todo se siente irreal de tanta emoción y de tanto amor hacia la gente que conocí”, publicó en su Instagram.

El reconocimiento más grande para mi familia. Todo lo que hago es por y para ellos. Somos de Maipú, estoy orgullosa del esfuerzo de mis papás, de mis abuelos y de todos nosotros”, continuó.

La joven continuó con una reflexión respecto a su paso por Harvard: “La verdad, en estos días más que nunca no paro de pensar en el rol de la suerte en mi historia. La suerte de la familia que tuve, la suerte de haber conocido a las personas correctas, la suerte de haber tenido los trabajos correctos. Claro que hubo un montón de trabajo duro detrás, pero ni en Chile ni en el mundo eso es suficiente para alcanzar los sueños”.

“Prometo que jamás se me va a olvidar esto: existen millones de personas quizás más talentosas, quizás más esforzadas, pero que no tuvieron esa dosis de suerte. Espero que algún día pueda mirar atrás y constatar que usé mis oportunidades para aliviar en parte esa injusticia”, finalizó.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA