Vacas con pelaje azul: de estar al borde de la extinción a ser un ícono nacional

Las vacas de color azul, un curioso atractivo de Letonia.
Las vacas de color azul, un curioso atractivo de Letonia.

Esta raza es oriunda de Letonia, un país ubicado al norte de Europa con un aproximado de dos millones de habitantes.

Letonia no está dentro de los principales países que se visitan cuando las personas hacen un viaje por Europa, pero pese a esto, este último tiempo ha hecho gran noticia, ya que gracias a grandes esfuerzos gubernamentales lograron salvar a un animal característico: La vaca con pelaje azul.

Esta raza única tenía en el año 2000 tan solo 18 animales de su especie, esto luego de que en la era soviética se le dejara de considerar importante y estuviera al borde de la extinción. Actualmente, hay un aproximado de 1500 entre mestizas y puras.

El interés de Letonia en invertir dinero en subsidios para los granjeros que quisieran criar y cuidar de gran manera a estas vacas de pelaje azul, se produjo por el afán de buscar un animal que fuese característico y representativo de la nación. Esto permitió que en el año 2006 se fundara la Asociación Vaca Azul, la cual tiene como único objetivo proteger a la raza.

De hecho, esta asociación organiza seminarios de granjeros, realiza registros minuciosamente para así evitar la endogamia en la raza y trabaja para el incremento saludable y natural de la población de vacas azules.

En un inicio se les podía ver solo en la costa del país pero actualmente las han transportado también a las regiones más centrales. Respecto a su color, se cuenta la leyenda que lo tienen gracias al mar, ya que al momento de nacer son marrones como otras especies de vacas y al pasar tiempo cerca de la playa, su piel y pelaje se oscurece.

Debido a su particular característica en Letonia se pueden observar distintas estatuas en honor a la raza de vacas.
Debido a su particular característica en Letonia se pueden observar distintas estatuas en honor a la raza de vacas.

Cualidades de la vaca azul:

Además de su distintivo pelaje, esta raza de vacas tiene más características que la distancian de las otras especies. Por ejemplo, son reconocidas por su resistencia a las enfermedades, por dar menos leche pero con más cantidad de nutrientes y por ser capaces de alimentarse tan solo con ramas y matas de arbustos.

Por otro lado, tienen un fuerte instinto maternal. De hecho los granjeros a cargo de su cuidado, las utilizan para que adopten a terneros que hayan quedado huérfanos por diversas causales. Esta particular raza se hará cargo de los cuidados de la cría de una forma única, no dejándolo solo en ningún momento.

Asimismo, esta vaca es un gran atractivo turístico gracias a su exótico pelaje, de hecho tanto en hoteles como en posadas en Letonia se pueden ver animales de esta especie para llamar la atención de los viajeros.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA