Enamorado subió de peso y se lo come la inseguridad

"Ya tenía una ponchera desde hace años, pero ahora no hay forma de ocultarla".


Hola, doc:

Como habrá notado, somos varios los que hemos subido de peso durante la pandemia. En mi caso, ya tenía una ponchera desde hace años, pero ahora no hay forma de ocultarla. Creo que subí cerca de 10 kilos, sin exagerar.

¿El drama? Quedé de conocerme con la chiquilla del norte que conocí en Tinder. Si bien chateamos desde el 2020, recién en septiembre nos veremos cara a cara. O guata a cara, en este caso.

Ella me ha visto puras fotos del año pasado, así que me entró el temor. ¿Qué pasa si se decepciona? ¿Podré bajar de peso de aquí a la fiestas patrias? He salido a trotar, pero me canso. Ayúdeme con un consejo. Estoy enamorado.

Mario

Marito:

Ya sea por la ansiedad o el sendetarismo producto del encierro, varias personas han subido sus kilitos y nada extraño hay en ello. Lo importante es ponerse manos a la obra, realizar actividad física y, sobre todo, comer sano.

Respecto a su caso en particular, le recomendaría no pasarse rollos. Supongo que si hablaron por tantos meses y la chiquilla ya quiere conocerlo, su atractivo va mucho más allá de la panza.

Al final, si le da cuerda suelta a sus temores, aflorará la inseguridad y nada bueno saldrá de eso. Tenga confianza, tome harta agüita, camine por el barrio y confíe en sí mismo. El amor está a la vuelta de la esquina.

 

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Seguir leyendo