Contacto por Instagram y encuentro sexual: Cómo se habría originado el ataque femicida que mató a Rennatta Rozas

El detenido por el crimen de Rennatta Rozas  quedó en prisión prevetiva.
El detenido por el crimen de Rennatta Rozas quedó en prisión prevetiva.

Fiscalía relató cómo se desencadenó el asesinato de la joven malabarista de Penco. Al detenido se le imputó el delito de femicidio y quedó en prisión preventiva.

A un año del crimen que remeció a la Región del Biobío, finalmente se conoce cómo se habría originado el asesinato de la joven malabarista, Rennatta Rozas Sáez, ocurrido en la comuna de Penco.

Luego de obtener evidencia clave, la Fiscalía detuvo a Diego Anticán Ramírez, de 26 años, como presunto autor del femicidio de la joven de 20 años, cuyo cuerpo fue encontrado en mayo de 2023, en un sector alejado del radio urbano.

Según datos a los que accedió BioBioChile, la pista se inició en los mensajes que intercambió Rennatta con el imputado a través de Instagram, el mismo día en que su familia perdió todo contacto con ella.

Cercanos a la víctima señalaron a la Fiscalía que la joven, esporádicamente, concretaba encuentros sexuales a cambio de un pago. Fue en ese contexto en que el sujeto la contactó para concertar una cita.

La autoridad de Gobierno aseguró están pendientes a la investigación del caso.
La autoridad de Gobierno aseguró están pendientes a la investigación del caso.

La habría golpeado en la cabeza

En el chat, habrían acordado reunirse a bordo de una micro. La cámara de seguridad de la máquina captó sus movimientos. Ella fue la primera en subir y a los pocos minutos el hombre abordó el mismo transporte. Bajaron juntos en un paradero de la Ruta 150, cerca del Nuevo Mirador de Lirquén.

Desde allí, según testigos, caminaron de la mano hacia un cerro de abundante vegetación y se perdieron de vista.

La indagatoria habría establecido que Anticán Ramírez, por razones que de momento se desconocen, golpeó en la cabeza a la joven con un elemento contundente. La gravedad de la lesión le habría provocado la muerte.

Una vez cometido el crimen, el sujeto simplemente abandonó el cuerpo en el lugar y se preocupó de elaborar una coartada. Incluso, averiguó si una cámara de seguridad que vio en el sector registró sus movimientos.

COMPARTIR NOTA