«Si alguna autoridad está viendo…»: Pollo Fuentes emplazó al gobierno para que ayude a los artistas en pandemia

Autor: La Cuarta

El cantante y animador de TV estuvo de invitado en el programa de YouTube, Los Caminos de la Vida. Otro de los temas que abordó fue el origen de su apodo.


José Alfredo «Pollo» Fuentes hizo un potente llamado.

—Si alguna autoridad está viendo este programa —dijo en el programa de YouTube, Los camino de la vida—, le diría que piense un poquito más en nosotros. Se pueden hacer más cosas por los artistas. En otros países ya lo están haciendo con todos los resguardos. Por Dios que le hace falta a la gente poder cantar, y créanme que a los artistas chilenos también les hace muchísima falta.

«Esto es un trabajo», recalcó.

En este programa que tiene como invitados a distintas estrellas de la música, el también animador de TV emplazó al gobierno para que se tomen medidas que faciliten el trabajo de artistas, técnicos, productores de espectáculo durante la pandemia.

—Piense un poquito más en nosotros —declaró el exconductor de Venga Conmigo (Canal 13).

Fuentes se remontó a marzo del 2020, cuando «nosotros dejamos de trabajar, los músicos, montajistas, productores y tramoyas».

Pero también criticó el poco espacio que hay para los espectáculos, y particularmente para la música, en la pantalla chica.

—La televisión no tiene ningún programa musical, más que Yo Soy o Got Talent, que son para aficionados, pero los artistas no están en la tele —argumentó—. Ni cantantes, ni bailarines, ni magos ni humoristas.

El origen de Pollo

Además, en la misma instancia, la cual se podrá ver completa el 8 de agosto a las 21:00 horas en YouTube, el cantante relató cuál fue el origen de su apodo, «Pollo».

«Un día llegué a un ensayo en mi colegio y me había cortado el pelo recién, muy cortito, casi pelado, y la micro me había dejado muy lejos, como siempre, en Plaza Brasil», partió relatando.

Tenía que caminar cuatro cuadras hasta la escuela, pero «estaba lloviendo a chuzos».

«Entonces yo llegué pelado, mojado, muerto de frío porque no iba muy abrigado, golpeé la puerta, me abrió Moncho Silva», quien le dijo:

—Huevón, pareces un pollo.

«Y de ahí en adelante me bautizaron a los 17 años como el pollo», contó con una sonrisa.

Seguir leyendo