covid

Coronavirus: Así funcionan las visitas virtuales en las cárceles

Contexto

Autor: Belén Muñoz

Tras la suspensión de reuniones presenciales por la pandemia, los penales tuvieron que adecuarse. Hoy funcionan con videollamadas de 30 minutos los jueves y domingos.


Hace seis meses Daniel Godoy Melo ingresó al Centro de Detención Preventiva de Mulchén, en la Región del BioBío por manejar en estado de ebriedad, sin generar lesiones a terceros.

La pandemia lo pilló encerrado. Algo que fue un balde de agua fría para Daniel, ya que las visitas presenciales se acabaron hasta nuevo aviso. “Esto es como una doble condena, porque no podemos ver a nuestra familia, estamos preocupados, no sabemos si están bien, si no nos quieren decir si están contagiados, si están enfermos, por nuestra situación, es complejo”.

No poder ver en directo a sus seres queridos fue algo doloroso. Sobre todo porque solo podía escuchar la voz de Gabriela -su pareja-y su hija Kataleya, de 3 años, a través del teléfono público instalado en el penal.

En esa angustiante situación estuvo un mes, hasta que desde comienzos de abril se habilitó una “visita virtual”, tras la alianza de la empresa de telecomunicaciones con Gendarmería de Chile, que permitió llevar full conectividad a los penales del Biobío.

El capitán Rodrigo Toro, jefe del penal Mulchén, reveló cómo funciona el sistema: “Para las visitas tenemos dos opciones, las videollamadas, que ahí tenemos un computador habilitado en la sala de visitas, donde hay un funcionario exclusivo a cargo, o pasarles un celular, también en el sector visita, para que hablen con sus familiares. Todo debe quedar registrado en un libro”.

Esta determinación le dio un segundo aire a Daniel, quien sagradamente los jueves y domingos se conecta, a través de videollamada, con sus seres queridos por 30 minutos. “Generalmente es por WhatsApp y ahí hago un video grupal con mi hija, mi señora y mi mamá. El tema de la pandemia está complicado, más ahora con más casos, pero qué le vamos a hacer, hay que aguantar por lo que hicimos, aún me quedan doce meses”.

En su intento por definir el impacto de este nuevo sistema de visitas en días de pandemia, Daniel planteó que “es bueno porque no tenemos contacto y disminuye el riesgo de contagio en la unidad, entonces con el teléfono podemos vernos, hablar, saber de nuestros seres queridos, darnos apoyo. He podido ver crecer a mi hija y dentro de poco tiempo podré abrazarla”.

Algo único

El capitán Rodrigo Toro contó que, en caso de tener una situación extraordinaria, se realizarán todas las medidas necesarias para no perder las vías de comunicación. Sobre cómo impacta el coronavirus en el penal, aseguró que “Tengo 19 años de servicio y es primera vez que tenemos tanto tiempo sin visita penal y que hayan resistido tan bien los internos es algo para agradecer, ellos han sido bastante conscientes. Para ser francos, las únicas veces que se suspenden las visitas es para las elecciones”.

En tanto, el Director Regional de Gendarmería, coronel Diter Villarroel Montecinos, explicó que “llevar mejor conectividad a los recintos penales en días de pandemia es integrar a las personas privadas de libertad a la realidad del país, es poder acercarlos virtualmente a sus familias e hijos, dándoles un grado de tranquilidad, compañía, en medio de la emergencia sanitaria que enfrentamos. Valoramos el sentido de inclusión digital que promueve Mundo”.

Enrique Coulembier Picchi, CEO de Mundo, expresó que “acciones como estas nos definen muy bien porque nos caracterizamos por llegar donde otros no llegan y que hoy podamos entregar servicios en estos establecimientos penitenciarios y a miembros de sus familias de escasos recursos, es un avance, eso es estrechar la brecha digital, incluirlos, y es ese nuestro objetivo, democratizar el acceso a internet. Vivimos una crisis sanitaria, es un momento difícil para la sociedad y debemos ser humanos, empáticos, estas personas van a poder tener contacto con sus seres queridos y a su vez se evitarán el contagio del coronavirus”.

Penales de Yumbel y Mulchen son las únicos del país con full conectividad para uso exclusivo de televisita, gracias a alianza estratégica con empresa de telecomunicaciones Mundo.

Debido a que esto algo único, el capitán Toro señaló que se hacen las gestiones para liberar de pago, un día, los teléfonos públicos en el interior del penal.

La medida, detalló, es debido a que “el hecho de no tener visita también es una presión extra para ellos. Estamos todos un poco estresados con este tema”.

En tanto, Daniel contó que pasa sus días en el penal haciendo conducta. “La idea es ver si opto a algún beneficio, así logro salir un poco antes y estar de vuelta con mi familia”.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo