«Manejo vendada»: el drama de la mujer detrás del «baila Pikachú»

Giovanna Grandón (44), la tía del furgón debajo del traje del ídolo Pokémon que se hizo viral en las marchas del estallido.


Entre las 2 millones de manifestantes que participaron de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer este 8M, según información entregada por las organizadoras, o, si lo prefiere, en medio de las 150 mil que contabilizó Carabineros, se encontraba la famosa conductora de furgón escolar, conocida como la Tía Pikachú.

Y es que Giovanna Grandón (44), la mujer dentro del disfraz, llegó cerca de las 11.30 a Plaza Italia para participar de la manifestación organizada solo por mujeres.

La acompañaban unas sobrinas, de 14 y 11 años, y su hija embarazada. A esa hora los termómetros ya se empinaban sobre los 30 grados. “Llegué con el traje caminado por la sombrita por el Parque Forestal”, contó la “tía del furgón” que soportó estoicamente los casi 50 grados de temperatura que existían dentro del disfraz.

“Mira, el calor lo soporto y voy a seguir en esto hasta que cambiemos en algo la desigualdad. Me iba echando agüita con una toalla mojada, además me hidrataba con botellas de agua a través del cuello del traje. La gente igual me iba regalando agua en el camino”, señaló la corpóreo con conciencia social.

Pese a que la idea de la mujer, que vive con su marido, los cuatro hijos y un nieto, en la población Lo Hermida de Peñalolén, era marchar por Alameda hasta calle Echaurren, se tuvo que devolver cerca de La Moneda.

Perdigón a Pikachú

Y es que asegura le tiraron gases, por lo que regresó a calle Ramón Corvalán, cerca de Plaza Italia, ya que tenía su furgón estacionado por ahí. Fue ahí, además, donde le llegó un perdigón, lanzado por la policía según nos contó: “Lanzaban lacrimógenas y justo llegaron rescatistas, esos de cascos blancos. Nos empezaron a tapar, nos agachamos y de repente siento el perdigón en el talón. Llegué a zona segura cojeando y con la mitad del traje”.

Grandón recordó que no es la primera vez que le pasa. Más allá del video viralizado, cuando el carro lanzaguas la botó en pleno baile, en diciembre “me pasó una bomba lacrimógena cerca del cuello, si no me doy vuelta, no la estoy contando. De reojo vi el proyectil”, dijo.

-¿Le pasó algo grave?

– En el Parque Bustamante me molestaba un poco el pie y lo tenía hinchado y muy moreteado. Anoche (domingo) tomé paracetamol y hoy me dolía tanto en la mañana que tuve que ir al Cesfam. El miércoles tengo control. Me recomendaron reposo pero no me queda otra que trabajar, porque los niños no pueden esperar.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo