Detalles del salvaje crimen de ex cantante del programa “Rojo”

El cuerpo de Luis Reyes, quien mostró su talento en la pomada animada por Rafael Araneda, fue encontrado calcinado.


A las 12 horas de ayer una llamada anónima alertó a la policía del hallazgo de un cuerpo calcinado en la ladera sur del cerro San Cristóbal.

Horas más tarde se supo que el cuerpo correspondía a Luis Antonio Reyes, un conocido indigente y cantante del sector que vivía en una casita cercana al lugar y que había participado en el programa “Rojo”.

Según las investigaciones preliminares, al hombre de 40 años dos compañeros de juerga, en medio de un carrete regado de alcohol, le destrozaron el cráneo con un palo.

Los supuestos asesinos intentaron quemar el cuerpo para no ser identificados, pero al caer en contradicciones ante la PDI fueron detenidos.

“Tiene una calcinación parcial. Principalmente tiene quemaduras en la región superior hechas con la intención de ocultar el cuerpo”, contó el subprefecto Víctor Arriagada, jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI, quien agregó sobre los sospechosos que “se logró establecer fehacientemente su participación como autores del hecho”.

Festival de Viña

La gran pasión del hombre que escapó de su casa en Talca a los 7 años y que se ganaba la vida cuidando autos y recolectando cartones, era el canto.

El fiscal del caso, José Antonio Villalobos, contó que “efectivamente es una persona que aparecía en televisión. Cantaba, era un cantante, pero prefería vivir en este sector”.

Tanto empeño le ponía que varias veces participó en exitosos programas, según recordó el productor periodístico de “Rojo”, Roberto Apud.

“Luchito vivía en una cueva cerca del río Mapocho e iba a comer al Hogar de Cristo”, indicó.

Sobre su veta artística, Apud contó que “lo conocí en un reportaje para el programa ‘Sal & Pimienta’. Antes del Festival de Viña de 1995 se puso a cantar en el escenario para entusiasmar al público. “Bailar pegados” es la única canción que se sabía. Vodanovic le entregó de premio una Antorcha”.

Al periodista le da pena su final. “Era un cabro que después lo llevamos a ‘Rojo’. Le regalamos un triciclo y lo vendió, pero era su vida…”.

El periodista recordó que cantó dos o tres veces en TVN. “Alucinaba con la música, le encantaba cantar. Era el único lugar donde él tenía a la gente a sus pies. Lo aplaudían y era feliz”.

La vítima también trabajó un par de años con “Los Atletas de la Risa” y aparece en el video de 1992 “Volver al Paseo Ahumada 2”, según contó Pato Mejías.

“Nosotros lo hacíamos cantar. Una de las mejores rutinas que hicimos fue con él. Luchito cantaba la canción de Manuel Mijares, “Bella”, y le salía re buena, le ponía harto empeño y cuando cantaba la parte rápida lo tirábamos para abajo y eso fue un exitazo”, recordó.

Luchito tenía Twitter y su último posteo fue: “En vez de preocuparce del Chispa preocupemos de lo que pasa en nuestro país como la gente de la calle y de los campamento”. (Sic)

Seguir leyendo