“Estaba muy enojado”: revelan sanción que atormentaba al cabo David Florido

Además, se dio a conocer una importante noticia que recibió el carabinero el mismo día de su muerte. No alcanzó a compartirla con su familia.

Nuevos antecedentes se dan conocer tras el asesinato del cabo David Florido, quien fue baleado por un antisocial en las inmediaciones de una barbería en la comuna de Pedro Aguirre Cerda.

Cabe recordar que, en tiempo récord, se logró la detención de Juan González Quezada (24), Julio Vidal y Marcela García, el presunto asesino y sus dos encubridores, respectivamente.

Durante la formalización, realizada el 20 de junio, el fiscal Christian Toledo, jefe de la sección de Delitos Violentos de la Fiscalía Metropolitana Sur, confirmó que el funcionario policial llegó al lugar en compañía de tres colegas: Alejandra Cubillos, Miguel Troncoso y Álvaro Sánchez. En el punto, los uniformados arribaron luego de ser alertados sobre la presencia de un sujeto armado. Se trataba de González Quezada, quien se encontraba en libertad condicional desde hace pocos meses.

Respecto a lo sucedido al interior de la barbería, hay distintos testimonios. Eso sí, todos coinciden en la responsabilidad de “Juanito Israel”, como se le conoce al acusado en el hampa.

De acuerdo a los antecedentes de la investigación, se logró establecer que habrían ocurrido tres disparos: el primero dio en la mampara de la barbería; el segundo le causó la muerte al cabo Florido; y el tercero se percutó contra un segundo funcionario policial, cuando éste perseguía al asesino.

Luego de intensa indagatoria, la PDI logró dar con el paradero de los tres involucrados. Por su parte, Fiscalía acusa al principal imputado por el delito de homicidio en contra de un funcionario de Carabineros y homicidio frustrado en contra del segundo uniformado. En tanto, García y Vidal son apuntados como encubridores. Los tres quedaron en prisión preventiva.

Nuevos antecedentes

Si bien, en primera instancia, se dijo que el cabo David Florido no había utilizado su arma durante el procedimiento, en la formalización se confirmó que éste sí disparó en contra de su asesino. Eso sí, habría apuntado a los pies del antisocial.

“Mi hijo cometió el error de tenerle miedo al cuestionamiento político, a la falta de espaldarazo que debiera darle el Estado y su institución, si él mata a un delincuente en la calle”, explicó Juan Carlos Florido, padre del carabinero fallecido.

Esta decisión del cabo Florido habría estado condicionada por un sanción anterior que recibió por parte de la institución policial por el uso de violencia desmedida.

Según reveló un reportaje de CHV Noticias, se trató de un hecho ocurrido durante un procedimiento de violencia intrafamiliar, en el que acudió en socorro de la víctima.

“Creo que fue la señora el que lo recibió, y él, por tratar de detenerlo (al acusado), tuvo que contener a esta persona. Entonces, como opuso resistencia, mi hijo le propinó unos golpes”, explicó su padre.

Además, detalló que “cuando esta persona sale esposada de su casa, sangrando de la nariz, el más antiguo que andaba en esa patrulla terminó informando en la unidad que el carabinero (Florido) usó violencia desmedida y mi hijo terminó sancionado”.

“Mi hijo estaba muy enojado, muy contaminado, inclusive trató de apelar”, reveló Juan Carlos Florido.

A raíz de esta situación, el cabo fue trasladado a la tenencia Pedro Aguirre Cerda en 2020.

Otra información que se dio a conocer en medio del reportaje, es que, el mismo día de su asesinato, el cabo Florido se enteró que había sido aceptado para ingresar a la Escuela de Suboficiales. Sin embargo, no alcanzó a compartir esta noticia con su familia.

COMPARTIR NOTA